De viaje

default

Coahuila: tradición culinaria que perdura


Calificar o comentar esta Noticia

Dominado por tierras desérticas, con climas secos y calientes, el territorio que actualmente ocupa el estado de Coahuila tiene una gran influencia sobre su gastronomía y su turismo.

A partir del mestizaje culinario y la introducción de nuevos cultivos y ganado por los españoles, se comenzó a construir una cocina rica en ingredientes, tanto originarios como del Nuevo Mundo, los cuales dieron origen a la cocina coahuilense, la cual se ha mantenido en constante evolución.

Entre los platos típicos del estado se encuentra el cabrito, preparado en diferentes versiones por ejemplo al pastor, en chile colorado o en fritada. También es popular la elaboración de platillos como la barbacoa de pozo, los frijoles charros y la carne seca.

Además de su vasta gastronomía, lo particular de Coahuila es la producción de vino. La elaboración de esta bebida fermentada en estas tierras data de 1675. Fueron los monjes franciscanos quienes levantaron las primeras cosechas de una uva silvestre a la que llamaron uva cimarrona (también llamada mostrenca) y con ella realizaban el vino. Pero no fue hasta 1860 que se empezó a hacer vino de mayor calidad gracias a la llegada de inmigrantes italianos que comenzaron a sembrar cepas como Tokay, Málaga y Moscatel.

Los conocimientos adquiridos desde ese entonces respecto a la siembra de uvas, fermentación y producción de esta bebida, han colocado a Coahuila en el tercer estado que produce más vino a nivel nacional. Parras y Cuatro Ciénagas son los principales municipios productores de vino seguidos de Saltillo, Arteaga, Torreón y Piedras Negras.

En Coahuila también hay una gran tradición alrededor del pan. Entre los más tradicionales se encuentran las gorditas de horno y las de leche cuajada, ambas se hornean en un horno de barro. Por otro lado está el pan ranchero, las hojarascas, las semitas y las empanadas de fruta y de nuez.

Debido a la gran tradición ganadera, en el norte del estado existen creaciones como el pan de acero, que es elaborado con maíz y grasa de res. Echando mano de la miel de maguey y el aguamiel, se elabora el pan de pulque. También es recurrente encontrar en las panaderías las empanadas de piloncillo con nuez, los molletes, y las chorreadas.

Los dulces típicos son los trompos, elaborados con piloncillo y nuez; los conitos con cajeta de leche de cabra, los pastelillos de dátiles y el dulce de leche de vaca o de cabra. También son populares las mermeladas, jaleas, compotas conservas hechas con durazno, manzana, higo, uva y membrillo, frutas que también cristalizan.

Después de este breve recorrido, seguramente querrás probar algún plato, bebida, dulce o botana de Coahuila. Visita este gran destino de México y conoce más de este estado en: www.visitmexico.com/es/destinos-principales/coahuila

Cargando…