Novedad

Novedad
Novedad

En Cuaresma no todo son pescados y mariscos


Calificar o comentar esta Noticia

La Cuaresma es una tradición católica que tiene una duración de 40 días en donde se ayuna el primer miércoles denominado miércoles de Ceniza y el Viernes Santo. Todos los viernes de esa cuarentena se evitar comer carne de cualquier animal. La abstinencia en el consumo de carne, en memoria en el ayuno de Jesucristo, exige en estas fechas, una gran demanda de pescados y mariscos.

Pero, ¿qué comer en esta Cuaresma además de pescados y mariscos?

La ley de oferta y demanda, en ocasiones, provoca que los pescados y mariscos suban de precio en la Cuaresma.  Sin embargo, hay otras opciones con verduras, leguminosas y cereales que podrían aportar al cuidado de tu organismo. Por esta razón te presentamos tres ingredientes para que prepares tus platillos favoritos en esta temporada.

Romeritos

Los romeritos constituyen uno de los principales cultivos que se pueden encontrar en las milpas de la Ciudad de México. A diferencia de otros de su especie, éstos no se pueden comer crudos, aunque la forma más común de prepararlos es con mole, papas y nopales.

Considerados un alimento fundamental en la cocina tradicional, su sabor es ligeramente amargo. En apariencia es similar al romero, es rico en fibra, minerales, hierro, potasio, así como vitaminas A, B2 y C.

Al crecer en la humedad y zonas pantanosas, es indispensable enjuagar con agua las hierbas en repetidas ocasiones para retirar la tierra y sus impurezas. Una vez hervidas con agua y sal, se pasan a una olla de barro previamente barnizada con manteca y preparada ─según los gustos─ con mole, pipián o pasilla hirviendo.

Los romeritos es uno de los platillos que no sólo se aprovecha en las fiestas decembrinas, en la Cuaresma reaparece en los mercados. Aquí la receta de esta deliciosa opción.

Foto: Romeritos. (Soto Maldonado). Foto: Romeritos. (Soto Maldonado).

Huauzontles

Esta hierba, que crece en terrenos húmedos de marzo a septiembre, es originaria de México, y su preparación se atribuye a las comunidades indígenas del país.

En el centro de México, esta planta se seca y guarda para su consumo en semana santa. De acuerdo con el SIAP son Guerrero, Oaxaca y Puebla los principales productores, con 3 206 toneladas al año.

La preparación tradicional consta en lavar los huauzontles y hacer tortitas capeadas con los mismos. Hay quienes los rellenan de queso y los bañan con caldillo de jitomate, chile pasilla, mole o salsa verde. El chef Pablo Salas reinterpreta ese sazón casero en estas deliciosas croquetas.

Foto: Huauzontles. (David Schiller) Foto: Huauzontles. (David Schiller)

Chiles

Si eres amante de la comida casera no puedes dejar de preparar los chiles rellenos, que se rellenan de queso panela, se capean y se sirven bañados con un caldillo de jitomate.

Si bien el chile poblano es el que más se utiliza, cualquier especie se puede rellenar, siempre y cuando se le quite el picor. Para ello, muchos cocineros los prefieren hervir en agua con azúcar o piloncillo.

En Tlaxcala, la Ciudad de México y otros estados del centro del país, los chiles también se rellenan con una mezcla de calabacitas, granos de elote, zanahoria, flor de calabaza, epazote y queso fresco. Éstos pueden ser capeados u horneados.

¿Se te antojó? Prueba elaborar esta opción de chile relleno de pollo del chef Daniel Ovadía.

Foto: Chiles cuaresmeños. (Attilio) Foto: Chiles cuaresmeños. (Attilio)

Estas opciones además de ser amigables con el ambiente son deliciosas formas de cuidar tu cuerpo. Coméntanos, ¿qué ingredientes vegetales sueles consumir en Cuaresma?

Por Evelyn Castro

Cargando…