Nota

default

¡Flamea! Sácale fuego a tus alimentos y bebidas


Calificar o comentar esta Noticia

El fuego es uno de los elementos de moda en la coctelería contemporánea; conoce cómo se utiliza y los cuidados necesarios para evitar accidentes.

La palabra flambear o flamear proviene del francés flambeé, que se podría traducir como: llamarada, crecimiento exponencial o estallido. Esta técnica consiste en rociar un plato o bebida con un aguardiente y prenderle fuego para intensificar su gusto.

 

El flameado en la coctelería

Algunos mixólogos emplean el flameado para extraer los perfumes aromáticos de los licores, aunque otros señalan que es un mero espectáculo. Incluso hay baristas que son capaces de flamear varios cocteles al mismo tiempo, al ordenarlos en forma de una pirámide o línea.

Para que una bebida pueda flamearse es necesario que tenga una graduación alcohólica mayor a los 30 º. De este modo, la llama que se genera al realizar esta técnica puede llegar a alcanzar hasta los 260 °C.

 

Pasos para flamear un coctel:

  1. Calienta la copa con cuidado para evitar que se rompa.
  2. Se le pueden agregar a la copa otros licores aromáticos o algún aceite cítrico para avivar el escenario pirotécnico, este paso es opcional.
  3. Calienta el licor en una cuchara larga, se aconseja utilizar un encendedor tipo antorcha.
  4. Enciende el licor y viértelo dentro de la copa.

 

Recomendaciones:

  • El área en el que se realice el flameado debe estar despejada de otras bebidas alcohólicas, personas o materiales flamables, tal como el poliéster.
  • Se debe medir la porción del licor y evitar derramarlo, ya que se podría ocasionar un accidente.

 

Flamear en la cocina

Existen restaurantes que montan un maravilloso espectáculo, flameando y sirviendo los platillos frente al comensal.

Cada bebida alcohólica confiere diversos sabores en la cocción: la cerveza aporta amargor; el vino, astringencia; y los licores, salinidad, amargor, dulzor o acidez. También es posible que la flama sea capaz de flamear ligeramente la superficie de los alimentos.

Hay que tener cuidado al agregar alcohol a una preparación, si se agrega en exceso algunos sabores fuertes y punzantes opacarán a los demás ingredientes.

 

Esta operación culinaria cuenta con cuatro pasos básicos:

  1. Calienta previamente los alimentos que se deseen flamear en un sartén.
  2. Vierte el licor sobre la preparación.
  3. Inclina el sartén hasta que la flama de la hornilla haga contacto con el líquido del sartén.
  4. Espera a que la combustión termine y retira el alimento del fuego.

 

Recomendaciones para flamear correctamente:

  • Si por algún motivo no puedes inclinar el sartén es posible iniciar el flameado utilizando un encendedor tipo antorcha. Es necesario tener precaución con el flamazo que puede producir la combustión.
  • Conforme más hierva, se podrá perder el alcohol poco a poco, siendo permanentes sus sabores característicos.
  • El líquido restante puede aprovecharse para hacer una salsa que acompañe al platillo flameado. Una vez hecho el flameado, hay que cuidar que el liquido remanente no hierva por mucho tiempo, pues puede amargarse y dejar un sabor desagradable.

 

¿Has probado algún platillo flameado? Si no es así, te dejamos estas recetas que puedes preparar en tu casa.

 

Cargando…