Nota

Nota
Nota

¿La cerveza se toma helada?


Calificar o comentar esta Noticia

En épocas de calor a todos se nos antoja una cerveza para calmar esa sed épica. ¡Aprende a tomarla como todo un conocedor con nuestra guía para refrescar esta bebida!

La cerveza es una bebida sumamente importante para la alimentación mexicana, qué decir para la cultura popular. En la Ciudad de México se puede encontrar en partidos de fútbol como protagonista del «tercer tiempo»; en forma de extravagantes micheladas en los tianguis de la Lagunilla o del Salado; o también en las banquetas, como acompañantes y confidentes de quienes sentados, hacen de la calle un punto reunión con los amigos.

Pero más allá de las cervezas industriales, las cuales tienen una función práctica pero, a veces insabora, ¿cómo se disfruta un estilo de cerveza diferente o artesanal?

Por principio de cuentas, algunas se sirven en vasos especiales con bocas abiertas para emanar aromas intensos, como es el caso de la pilsner. Éstos vasos y todos aquellos en los que se sirve cerveza: tarros, pintas y copas, deben estar en constante refrigeración para evitar que el líquido gane temperatura mientras se bebe.

Todos hemos probado una cerveza «quemada», que es como comúnmente nos referimos a una cerveza sin gas y amarga, y definitivamente es una de las peores experiencias; da coraje no encontrar el agradable burbujeo de una carbonatación bien hecha, o el resabio a levadura que deja una cerveza fresca en boca.

Como no queremos que ésto te vuelva a pasar te presentamos una guía de temperaturas con las que te evitarás malos tragos:

Ni muy fría ni muy tibia

  • ¿Qué pasa cuando nuestra cerveza está demasiado fría?

La cerveza demasiado fría puede derivar en la ralentización de la volatilización de sus compuestos aromáticos, y en la pérdida algunos de sus sabores o aromas importantes. Tal vez por esto es que no alcanzamos a distinguir entre los aromas florales y dulces de estilos como las IPAs (American Pale Ale) o las cervezas de trigo.

También existe el término Chill Haze, con el que se nombra a aquella cerveza que parece turbia a causa de una temperatura muy baja al servirse. Esto sucede porque las proteínas y los polifenoles no son solubles a bajas temperaturas y usualmente se aprecia mejor en las claras.

  • ¿Y cuando está tibia?

Cuando la cerveza se aproxima a la temperatura ambiente, la sensación amarga del lúpulo se vuelve más intensa, la carbonatación de la bebida disminuye. 

Es normal que las Stout y Porter, que son cervezas con texturas pesadas y que recuerdan a las melazas, no nos gusten si nos las sirven 1 o 2 grados más arriba de su temperatura ideal. El contenido alcohólico se volatiliza mucho más rápido que los sabores a piloncillo, chocolate y café característicos de éstas y nos arruina por completo la experiencia.

Temperaturas óptimas

La temperatura óptima depende del proceso con el que se elaboró la cerveza, así como de sus ingredientes, pero existen algunas reglas a seguir:

  • Se considera que el rango adecuado se encuentra entre los 3 y 13 °C, cualquier cerveza que se sirva fuera de éste, va a resultar en una bebida insípida y en ocasiones desagradable.
  • Las cervezas lagers se sirven más frías que las ales.
  • Las de mayor graduación alcohólica se sirven menos frías.
  • Las cervezas claras se sirven más frías que las oscuras.
  • Si tienes dudas, lee las etiquetas de tu cerveza, algunas, sobretodo las artesanales, incluyen esta información.

Podemos recomendar las siguientes temperaturas si se trata de cervezas artesanales con los siguientes estilos:

  • Cervezas de trigo: de 4.5 a 10 °C.
  • Pilsner: 4.5 a 7 °C.
  • Lager: Las claras van de 4.5 a 7°C, las cervezas lager oscuras van de 4.5 a 10 °C, mientras que aquellas que se denominan strong lager (aquéllas con mayor contenido de alcohol) deben servirse entre 10 y 13 °C.
  • Ale: Las claras deben servirse entre 4.5 a 7 °C, y las pale ale (de color ámbar claro) suelen servirse entre 7 y 10 °C.
  • Stout: 7 a 13°C.
  • Porter: 7 a 13 °C.
  • Lambic: 4.5 a 10 °C.

Que no te digan, que no te cuenten. La cerveza helada no suele ser la mejor opción, conocer las temperaturas de servicio de la cerveza te ayudará a vivir una experiencia cervecera inigualable.

 

Por Paola Quiroz

Fuentes:

Cargando…