Nota

La hamburguesa que no se puede comer

Autor:

Fecha:

0 votos, promedio: 0,00 de 50 votos, promedio: 0,00 de 50 votos, promedio: 0,00 de 50 votos, promedio: 0,00 de 50 votos, promedio: 0,00 de 5 0 votos
Calificar o comentar
Negocios y proveedores

¿Qué viene a tu mente cuando escuchas pop art? Probablemente una imagen de las famosas latas de sopa Campbell’s o el díptico hecho en serigrafía de Marilyn Monroe. El pop art es una corriente artística que surgió a mediados del siglo XX, ¿pero qué relación guarda con la comida?, en específico, ¿qué relación guarda con las hamburguesas?

Resulta que la relación es estrecha pues el pop art busca representar la fascinación por lo popular, las masas y la moda, por lo tanto, no es raro que marcas como Coca-Cola, Heinz, Pepsi-Cola, Burger King y la ya mencionada sopa Campbell´s se volvieran insignias para esta corriente; el espíritu de ésta viene de la negativa a ensalzar la llamada “cultura elevada” (llámese la producción cultural intelectual, de Academia), sobre la cultura de las masas. La intención es democratizar ambas, dando a entender que, más bien, son una misma. Por esto las imágenes extraídas de revistas o de productos cotidianos son tan válidas como arte como las pinturas o esculturas que vemos en los museos.

Entrando en tema, las hamburguesas se han vuelto un símbolo de lo popular y lo cotidiano gracias a las grandes franquicias de fast food, pero también del consumismo y de la vida rápida.

Aprovechamos que el 28 de mayo se celebra el Día internacional de la hamburguesa para hacer un tributo a este platillo, recapitulando su importancia en el mundo de las artes plásticas contemporáneas.

Andy Warhol y las hamburguesas

Las imágenes que Andy Warhol solía retratar en sus obras eran aquellas correspondientes a la cultura estadounidense. En ocasiones se le preguntaba al artista sobre lo que le gustaba comer y él respondía diciendo que le gustaba la comida simple americana.

Esta receta de Hamburguesa estadounidense seguro era una de sus favoritas.

Las hamburguesas fueron recurrentes en la obra del artista, en 1982 Warhol protagoniza un video corto donde saboreaba una Whooper de Burger King, por si fuera poco, se le ve aderezándola con salsa cátsup Heinz. Él como cualquier estadounidense, en cualquier día, comió la hamburguesa sin decir una sola palabra y con mirada impasible.

Andy Warhol comiendo una Whooper de Burguer King. Película: 66 Scenes from America de Jørgen Leth, 1982.

En otra de sus obras, Warhol utiliza la serigrafía para anunciar hamburguesas, en el lienzo se observa la palabra hamburguer (hamburguesa) en letras mayúsculas, acompañadas de wholesome (saludable) y delicious (delicioso) debajo de una ilustración de una hamburguesa bastante simple que no hace referencia a ninguna marca. Ésta es parte de una serie de dípticos titulada Ads and Illustrations; el estilo de la ilustración es similar, sin embargo, las demás referencias son a la guerra, la espiritualidad y la religión.

Hamburguer (beige), Andy Warhol, 1986.

A simple vista, una hamburguesa desencaja completamente con la temática de la colección, pero un análisis más profundo del efecto de iluminación en el bollo deja ver las relaciones con la Guerra Fría y el temor de la población a las amenazas nucleares por parte de la Unión Soviética, pues aquella sombra en el pan es un símil a una nube en forma de hongo. Andy experimentó con esta misma ilustración más de una vez, y es posible encontrar versiones coloreadas.

El escultor de hamburguesas

Los temas preferidos de Claes Oldenburg son los objetos comunes y comerciales del ambiente urbano, sus esculturas son en gran formato y muchas veces emulan también paisajes y sitios que sólo encuentras en grandes ciudades. Su colección titulada: The Store (1962) transmite el absurdo de las cosas grandes en los espacios pequeños. La incomodidad creada dentro del espacio se interpreta como la cotidianidad de los espacios urbanos. Oldenburg asegura que su inspiración para esta obra surgió al observar pianos de cola en tiendas de instrumentos musicales y automóviles en salas de exhibición. 

Floor Burger (Hamburguesa en el suelo) es parte de una colección de esculturas “suaves”, elaboradas con tela rellena de goma espuma, cartón y pintadas con pintura acrílica. La intención de que las esculturas no fueran rígidas era que las personas pudieran manipularlas y cambiaran su forma.

Puedes ver la obra, aquí.

La hamburguesa gigante no fue el único acercamiento entre el artista y el platillo, dentro de The Store, Oldenburg realizó dos esculturas más representándolas. Ambas están hechas de tela sumergida en yeso sobre una estructura de alambre y pintadas con pintura acrílica, una se llama Hamburger with Pickle and Olive (Hamburguesa con pepinillo y aceituna) donde se muestra una hamburguesa en un plato acompañada de un pepinillo partido y una aceituna negra, la otra se titula Two Cheeseburgers, with Everything [Dual Hamburgers] (Dos hamburguesas con queso, con todo [Hamburguesas dobles]), donde se aprecia una pareja de hamburguesas preparadas con lechuga, queso, cebolla y jitomate.

Hamburger with Pickle and Olive, Claes Oldenburg, 1962.
Two Cheeseburgers, with Everything (Dual Hamburgers), Claes Oldenburg, 1962.

Otras obras con temática de hamburguesa

Hemos hablado sobre dos artistas representantes del pop art que más han utilizado este platillo insignia de la comida rápida, pero no son los únicos que lo han hecho, existen diversos artistas de distintas corrientes que han plasmado a la hamburguesa en sus obras. Enlistamos abajo algunas de ellas que pueden ser de tu interés:

  • Muses (Artifact 1), William Villalongo, 2015.
  • Death by hamburguer, David La Chapelle, 2001.
  • Hamburguer, Song Wei, 2017.
  • Lady Burger, Brent Owens, 2014.

Celebra el Día internacional de la hamburguesa contándonos cuál fue tu obra favorita o qué interpretación le das a este platillo en el arte o en lo cotidiano.

 

Por Paola Quiroz

Fuentes

Cargando…