Novedad

Novedad
Novedad

Las 4 masas para tamal que existen en México


Fecha:21 de enero de 2021

Autor: Culinaria Mexicana

Calificar o comentar esta Noticia

Si te salió el muñeco en la rosca de Reyes, alista los ingredientes que necesitas para cocinar los masa para tamal ¿cuál ya conocías?

En México existe una extensa variedad de tamales que se pueden clasificar según la región donde se preparan, sus ingredientes, procesos de elaboración y su tipo de masa, siendo este último elemento una pieza clave para alcanzar la textura perfecta.

¡Pon manos a la obra! Reconoce las características de los tamales que se preparan en el país, de acuerdo con la técnica de su batido.

Tamales de masa batida

De sabor dulce o salado, los tamales de masa batida se elaboran con masa de maíz, manteca y caldo o agua. El proceso inicia cuando se bate la manteca hasta que blanquea y esponja; posteriormente, se le añaden los demás elementos secos: como la harina de maíz, el tequesquite o el polvo para hornear, alternando con el caldo, hasta obtener una mezcla homogénea.

Una vez incorporados los ingredientes, se arman los tamales según las especificaciones de la receta, ya sea en hoja de maíz o totomoxtle, para los tamales de bola, con hoja de plátano para el tamal de chaya; o con hoja fresca de milpa, para las corundas.

La consistencia final de los tamales de masa batida es esponjosa, aireada y firme. Este tipo de masa suele ser menos esponjosa que los tamales de harina cernida.

Tamales de masa revuelta

A diferencia de los ya mencionados, en los tamales de masa revuelta el elemento graso –que casi siempre es manteca de cerdo– no se bate por separado, por lo contrario, se bate junto con la masa de maíz, el caldo o agua y el polvo para hornear hasta crear una mezcla homogénea.

Posteriormente, se arma el tamal según las especificaciones de la receta: con hoja de maíz o totomoxtle, para el nacatamal; con hoja de plátano, para el chiapaneco; con hoja de acelga, como en el tamal de acelga: o con hoja de espinaca, para el de espinaca.

El resultado de esta preparación va desde una consistencia esponjosa, hasta firme y casi cuajada. A diferencia de los de harina cernida, este método dar resultados menos esponjosos.

Tamales especiales

Los tamales especiales se clasifican a partir de características que los hacen distinguir de los anteriores. En este grupo se encuentran los tamales cuya masa debe cocerse antes de ser armados, los que se elaboran con granos de elote y aquellos que no contienen masa y en ocasiones se llaman envueltos.

Cuando la masa de los tamales se cuece antes de formarlos, se llaman de masa cocida o masa atolada, y su consistencia final es cuajada y gelatinosa. Los que se elaboran con elote y contienen granos molidos, se envuelven en las hojas de éste y su consistencia puede ser ligeramente esponjosa.

Mientras que las preparaciones que no llevan masa, pero que su preparación es muy próxima a los tamales son los mextlapiques y el tamal de yuca estilo Oaxaca, el envuelto de hongos o de escamoles.

Ahora que ya conoces la clasificación de las masas y su preparación, te invitamos a conocer más recetas de tamales en el siguiente enlace.

Por Evelyn Castro

Cargando…