Nota

10 recomendaciones para evitar la resaca

Autor:

Fecha:

0 votos, promedio: 0,00 de 50 votos, promedio: 0,00 de 50 votos, promedio: 0,00 de 50 votos, promedio: 0,00 de 50 votos, promedio: 0,00 de 5 0 votos
Calificar o comentar
Negocios y proveedores

Siempre llega al último y nadie la quiere: la resaca. En estas fechas, te compartimos 10 recomendaciones para que no te afecte o para que la padezcas menos.

El consumo de alcohol como parte de una celebración es una práctica común. Sin embargo, una de las reglas básicas al tomarlo, y una de las que se rompen primero, consiste en no ingerir más de lo que nuestro cuerpo puede procesar; esto nos lleva a experimentar la temible resaca. Si a eso se añade que entre más alcohol se consume el malestar posterior será mayor, el panorama resulta poco alentador.

La famosa resaca –cruda en México, guayabo en Colombia, chuchaqui en Ecuador, goma en Honduras o caña en Chile– consiste en un conjunto de malestares que se siente al día siguiente de haber consumido alcohol en exceso.

Los síntomas físicos de la veisalgia (término médico de la resaca) pueden ser: cansancio, dolor de cabeza, sed, vértigo, trastornos gástricos, náuseas, vómitos, insomnio o descenso de la presión arterial. Los síntomas psicológicos comprenden desde la ansiedad aguda hasta la depresión e irritabilidad.

El alcohol tomado con moderación ayuda a la prevención de trastornos cardiacos e infartos, ayuda a elevar el colesterol bueno (HDL) y reduce la posibilidad de formar coágulos de sangre dentro del organismo. Pero hay que recordar que el alcohol es adictivo y que por su estructura química –parecida a la del azúcar y la grasa–, puede aumentar nuestra masa corporal, debido a que aporta un valor energético de 7 kilocalorías por gramo aproximadamente.

Para hacerle frente a la temida resaca, sigue estas 10 recomendaciones:

1. Puede sonar obvio, pero para evitar una resaca fuerte, no ingieras más alcohol del que acostumbras.

2. Consume alimentos antes de empezar a beber alcohol. Aquellos platillos ricos en carbohidratos y grasas tales como pasta, arroz o queso, te ayudarán a absorber de forma lenta el alcohol.

3. Bebe despacio, disfruta tu entorno así como la compañía de tus familiares y amigos. Lo ideal es tomar una bebida por hora.

4. Las bebidas alcohólicas de coloración obscura, como el vino tinto o el whisky, contienen compuestos llamados “congéneres”, que dilatan los vasos sanguíneos y el tejido cerebral, por lo que la resaca suele ser peor después de ingerir este tipo de bebidas.

5. Toma un vaso de agua sin gas entre copa y copa, para evitar la deshidratación.

6. Las bebidas efervescentes aceleran el proceso de absorción del alcohol en la sangre. Mientras bebes, evita el consumo de agua con gas o refrescos.

7. El alcohol tiene un efecto diurético, lo que genera una gran pérdida de sales minerales como las de potasio y sodio. Para recuperarlas, consume: caldo de verduras sin picante, frutas y verduras ricas en potasio (como jitomates o plátanos), así como bebidas isotónicas o con electrolitos.

8. Es recomendable tomar medicamentos antiinflamatorios y antiácidos para evitar el dolor de cabeza, las nauseas y el ardor gástrico. Sin embargo, lo mejor es acudir con tu médico de cabecera para que te indique qué medicamentos puedes ingerir o en caso de que el malestar sea muy severo.

9. En apariencia, tomar alcohol al día siguiente podría ayudar a disminuir el malestar. Esto es debido a que el cuerpo queda ligeramente anestesiado; sin embargo, esto sólo aplazará la resaca y el cuerpo tardará más en metabolizar todo el alcohol ingerido. Por lo tanto, evita consumir alcohol durante la resaca.

10. La resaca desaparece entre las 8 y 24 horas posteriores a la última copa, por lo que considera siempre comer fruta, tomar jugos de frutas o consumir miel para ayudarle a tu cuerpo a recuperarse.

Fuentes de consulta
1. Definition. (2014). Consultado el día 15 de diciembre de 2016. Mayo Foundation for Medical Education and Research: http://www.mayoclinic.org/
2. Glosario de términos de alcohol y drogas. (1994). Consultado el 18 de diciembre de 2016. Organización Mundial de la Salud/ Ministerio de Sanidad y Consumo de España: http://www.who.int/
3. Hangover cures. (2014). Consultado el 19 de diciembre de 2016. National Health Service: http://www.nhs.uk/
4. Hangover treatment. (2016). Consultado el 20 de diciembre de 2016. U. S. National Library of Medicine: http://www.medlineplus.gov/
5. Larousse Ilustrado. (2017). México: Larousse.
6. McGee, H. (2007). La cocina y los alimentos: Enciclopedia de la ciencia y la cultura de la comida. España: Debate.
7. Swift, R., et. Al. Davison, D., (1998). Alcohol Hangover: Mechanisms and Mediators. Alcohol Health & Research World: 22 (1), 54 – 60.

Notas relacionadas

Cargando…