Evento

Tlaxcala: 3er Encuentro de Cocina y 5ta Muestra Gastronómica de la UVT

Autor:

Fecha:

0 votos, promedio: 0,00 de 50 votos, promedio: 0,00 de 50 votos, promedio: 0,00 de 50 votos, promedio: 0,00 de 50 votos, promedio: 0,00 de 5 0 votos
Calificar o comentar

La gastronomía tlaxcalteca representa un pilar valioso dentro del abanico que nos ofrece el patrimonio cultural y culinario de México; se utilizan hierbas, frutas y otros ingredientes regionales como anisillo, calabaza, cilantro, epazote, hongo cazahuate o de maguey, hongos clavitos o xolotes, huauzontles, quelites, maíz cacahuacentle, nopales, manzanas, cuitlacohe y tunas, entre otros ingredientes.

El 3er Encuentro de Cocina Tlaxcalteca se llevó a cabo en el Recinto Ferial de Tlaxcala, durante la 5ta Muestra Gastronómica de la Universidad del Valle de Tlaxcala (UVT). En esta celebración, un grupo de 25 cocineras nos deleitó con las maravillas de la cocina y los ingredientes del estado.

Tlaxcala se sitúa en el centro del país; es el segundo estado más pequeño de la República Mexicana y colinda con Hidalgo, Puebla y el Estado de México. La gastronomía tlaxcalteca representa un pilar valioso dentro del abanico que nos ofrece el patrimonio cultural y culinario de México; se utilizan hierbas, frutas y otros ingredientes regionales como anisillo, calabaza, cilantro, epazote, hongo cazahuate o de maguey, hongos clavitos o xolotes, huauzontles, quelites, maíz cacahuacentle, nopales, manzanas, cuitlacohe y tunas.

Los cereales que más se utilizan son el frijol y el maíz. Del maguey se utiliza todo: desde la penca, para preparar una rica barbacoa de hoyo, hasta las flores, para cocinar tortitas, mixiotes o un rico desayuno con huevos. El pulque es una de las bebidas que más se estilan debido a la frescura y facilidad para conseguir los ingredientes. La cocina de Tlaxcala tiene una alta influencia prehispánica, por lo que en ocasiones se acostumbra acompañar con insectos y moles.

Durante nuestra experiencia gastronómica, nos encontramos opciones para todos los paladares. Echamos por la borda el prejuicio de que es un estado aburrido y nos enorgullecemos al mencionar que gracias a las recetas que han pasado de generación en generación, así como a los productores locales, a los profesionales, a los estudiosos y a los entusiastas de la cocina, nos quedamos con un exquisito sabor de boca.

Disfrutamos frío, dulce, caliente, agridulce y salado. Juan José y Francisca Ramírez nos consintieron con un riquísimo mole de cuitlacoche con carne de cerdo. El platillo lleva manteca de cerdo, chile de árbol, epazote, calabaza y grano de elote;  se cuece durante 5 o 6 horas, y normalmente se cocina con costilla, espinazo y pierna de cerdo, además del cuitlacoche previamente molido en petate. Se diferencia del mole negro por el sabor a maíz, una textura más aguada y menos picante.

Cresenciana Vázquez Pérez nos preparó unas patitas de puerco en salsa roja y una crema de haba con chilacayotes. Rigoberto y María Concepción Lara se llevaron las palmas del platillo vegetariano por su propuesta de setas al ajillo, cocinada con chile guajillo, aceite de oliva, ajo, cebolla y pimiento rojo. Hubo chileatole, esquites de maíz azul, res en adobo con arroz; mole de ladrillo o matuma, tortillas de tres colores, pipián verde, rojo, con venas, mixiote de carnero tlacoyos de corazón de nopal; pan de feria con helado, cacao frío, por mencionar algo de lo que disfrutamos.

Al finalizar el evento, se entregó el “Molcajete Slow Food” a la chef mexicana Martha Ortiz, por su trayectoria y apoyo a la gastronomía mexicana. No podemos dejar de mencionar la incansable labor de Irad Santacruz,chef e investigador de la cocina tlaxcalteca, quien fue organizador y promotor del evento. Esperamos con ansias volver pronto y deseamos que se sigan fortaleciendo los vínculos gastronómicos que nos unen a todos.

Cargando…