Nota

Nota
Nota

¿El chocolate blanco es realmente chocolate?


Calificar o comentar esta Noticia

El chocolate blanco era, en su origen, uno de los subproductos del cacao más famosos. Esta golosina de color marfil, para algunos es considerado chocolate, para otros no lo es. Pero, ¿cuál es la realidad?

Se conoce como chocolate a aquel producto que contiene pasta de cacao y azúcar. El chocolate blanco no contiene sólidos de cacao y se compone a partir de una mezcla de manteca de cacao, leche, azúcar, grasa de leche y lecitina. Pero ¿cómo fue que surgió este tipo de chocolate?

 

La historia detrás de este chocolate

La comercialización del chocolate blanco inició a manos de la empresa suiza Nestlé en el año 1936, con la venta de las barras de nombre Galak®.

Este chocolate se popularizó rápidamente durante la Segunda Guerra Mundial. En esta época, las tropas americanas consumían estos productos como alimentos prioritarios, y lo obsequiaban a los afectados por la guerra.

El chocolate blanco era considerado una golosina hasta el año 2002, cuando la FDA estableció nuevas regulaciones en torno al producto. A petición de la Asociación de Fabricantes de Chocolate se hizo posible comercializarlo como tal. Para lograrlo se solicitó, como regulación, que tuviera un mínimo de 20% de manteca de cacao. Asimismo, debe contener un 14% del total de sólidos lácteos y un mínimo de 3.5% de grasa láctea. Tampoco puede contener más de 55% de azúcar.

 

¿El chocolate blanco es auténtico chocolate?

La realidad marca que sí lo es. Aunque no contiene esta pasta de cacao, para obtener este tipo de chocolate, se necesita de la extracción de manteca de cacao. Esta manteca es inodora e incolora y confiere, a todos los tipos de chocolate, la propiedad de fundirse; cualidad ideal para realizar coberturas de pasteles y productos de confitería.

 

 

¿El chocolate blanco es saludable?

Al ser un producto derivado del cacao elaborado con manteca de cacao, debes tomar en cuenta que el chocolate blanco no provee beneficios a la salud. A diferencia del chocolate amargo, la manteca de cacao es rica en ácidos grasos saturados, por lo tanto, se recomienda evitar o moderar su consumo.

El chocolate rosa se convirtió, hace un tiempo, en el cuarto tipo de chocolate. Da clic aquí para más información.

Este chocolate posee sabores muy especiales, y es perfecto para realizar distintos tipos de preparaciones. Un ejemplo de ello es este Financier de matcha o esta Pizza de Camembert y chocolate blanco. Pierde el miedo a utilizar este chocolate para cocinar, pero claro, siempre con medida. Ahora cuéntanos ¿qué tanto te gusta este chocolate?

Por Evelyn Castro

Cargando…