La piñata: su origen chino, su tradición en México y las delicias que contiene ??

La piñata es uno de esos símbolos mexicanos reconocidos a nivel mundial sin confusión alguna. Pero sus orígenes y tradición guardan más que sólo romper dicha figura en fiestas.

Cultura culinaria

Romper la piñata constituye el momento estelar de toda fiesta infantil o posada navideña en México. Resulta indescriptible la emoción de un niño, un joven o un adulto al formarse en la fila de la piñata, en espera de saber quién será el afortunado en romperla y qué ricas sorpresas saldrán de ella. 

Metáfora de alegría, la piñata esconde en su interior una feria de sabores, aromas, colores y texturas que sólo podrán disfrutarse después de un divertido acto de fuerza, astucia, equilibrio, precisión y suerte. Y en un mágico instante la piñata se rompe y todo cae al suelo para ser barrido por múltiples abrazos y sonoras carcajadas. 

Había una vez una piñata… 

Los primeros registros de la piñata corresponden a los relatos de Marco Polo que, durante una travesía por el continente asiático, vio a un grupo de personas rompiendo una figura con forma de buey, rellena de semillas, en la celebración del Año Nuevo chino 

Inspirado en esta experiencia, Marco Polo implementó la tradición en Italia (pignatta) para conmemorar la Cuaresma. A partir de entonces, la piñata fue adoptada en España y de ahí trasladada al Nuevo Mundo. 

Aunque de factura moderna, esta piñata guarda relación con su origen chino.  Fuente: Archivo fotográfico de Larousse Cocina.

Aunque de factura moderna, esta piñata guarda relación con su origen chino. Fuente: Archivo fotográfico de Larousse Cocina.

La piñata llegó a México en 1586 con los frailes agustinos de Acolman que, con la autorización del Papa Sixto V, celebraron las “misas de aguinaldo” en días previos a la Navidad. Fue ahí, en esa población cercana a Teotihuacán, donde implementaron el recurso de la piñata como un elemento simbólico de evangelización. 

El simbolismo religioso de la piñata 

Las primeras piñatas mexicanas eran ollas de barro cubiertas con papeles multicolores de China, representando los placeres superfluos. Rodeada de siete picos en alusión a los pecados capitales, debía ser destruida con los ojos vendados, puesto que “la fe es ciega”. El palo utilizado para romperla representaba la virtud del ser humano en lucha contra las tentaciones. Y las viandas del relleno constituían las recompensas del Cielo. 

¿Tú rompes piñatas de siete picos? Fuente de la imagen: Archivo fotográfico de Larousse Cocina.

¿Tú rompes piñatas de siete picos? Fuente de la imagen: Archivo fotográfico de Larousse Cocina.

¿Piñatas prehispánicas? 

Los mexicas celebraban en el invierno, en fechas coincidentes con la Navidad, una fiesta denominadaPanquetzaliztli en honor a Huitzilopochtli, dios de la guerra. Hay versiones que afirman que, desde entonces, al igual que en la cultura maya, los indígenas rellenaban ollas de barro con semillas de cacao y las rompían en un juego ceremonial. Por ello algunos consideran que la tradición de la piñata fue copiada por los conquistadores españoles y no traída por ellos.  

Tipos de piñatas y sus rellenos 

En la actualidad existen muchos tipos de piñatas de acuerdo con su forma, los materiales de manufactura y las celebraciones a las que van dirigidas, tales como posadas, Navidad, Año Nuevo, cumpleaños y fiestas corporativas. También se elaboran piñatas como alegoría de personajes del mundo de la farándula, la política y las redes sociales, ya sea para ridiculizarlos o en reconocimiento a su popularidad. 

Piñatas tradicionales de barro 

Protagonistas de las fiestas decembrinas de antigua tradición, suelen estar rellenas de jícamas, tejocotes, mandarinas, trozos de caña de azúcar, cacahuates y colación, así como pequeños juguetes, serpentinas y confeti. Sus siete picos simbolizan soberbia, avaricia, lujuria, ira, gula, envidia y pereza. 

Piñatas tradicionales de papel o cartón 

Son las más comunes en las fiestas decembrinas de ahora, más ligeras y fáciles de manipular. Su relleno es similar al anterior, aunque por ser más frágiles no suelen llevar frutas, sino una amplia variedad de dulces comerciales. Pueden tener la forma de los siete picos o de coronas navideñas, animales y personajes de la época, como Santa Claus. 

Piñatas modernas 

Presentes en todo tipo de fiestas, especialmente cumpleaños infantiles. Las formas son tan variadas como infinita es la imaginación: animales de aire, mar y tierra, personajes reales o fantásticos, medios de transporte, astros… Sus rellenos, siempre sorpresivos, suelen ser golosinas dulces y saladas, algunas de ellas un verdadero reto al paladar (chamoyes, paletas picantes, polvos que truenan en la boca). En todas las ciudades mexicanas hay dulcerías especializadas en rellenos de piñatas. 

La sofisticación de la piñata mexicana es de gran atractivo para niños, jóvenes y adultos, pero la belleza y la sencillez de una piñata tradicional constituyen uno de los elementos más representativos de nuestra cultura. 

Por Will Rodríguez 

Fuentes consultadas:

Fundación Casa de España en México, “Origen de las piñatas”, Fundación Casa de España en México. (23/09/22) 

Gourmet de México, “Conoce la historia de la piñata”, Gourmet de México. (24/09/22) 

Infobae, “Qué significado tienen las piñatas y cuál fue su origen”, Infobae. (24/09/22 

México desconocido, “El significado de las piñatas y su origen”, México desconocido. (23/09/22) 

La Opinión, “Relleno de piñata: logra que tus niños e invitados se diviertan al máximo”, David Lara. (25/09/22) 

Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera, “La piñata, símbolo de la cultura mexicana”, Gobierno de México. (25/09/22) 

TV Pacífico, “El origen de la piñata, su historia y significado”, TVP. (24/09/22) 

Contenido relacionado

blog-icono-categoria

¿Es harina de otro costal?

blog-icono-categoria

Organiza una cena de Navidad con estos 6 pasos

blog-icono-categoria

La hamburguesa que no se puede comer

Top