¿Cuál es el secreto de la miel de abeja melipona?

La miel de abeja melipona (Melipona beecheii) es un recurso alimentario que, por su sabor y beneficios para la salud, ha adquirido gran aceptación y demanda en los últimos años.

Comida y bebida

La abeja melipona (Melipona beecheii) ha sido altamente valorada en México desde la época prehispánica. Ya desde entonces se reconocían tanto sus propiedades medicinales como culinarias.

 

Sin embargo, y a diferencia de las abejas europeas (Apis mellifera), la abeja melipona produce una menor cantidad de miel. Si no habías escuchado sobre la abeja melipona y su importancia, entonces esta nota es para ti.

 

¿Qué tiene de especial la miel de abeja melipona?

La abeja melipona es una especie de abeja sin aguijón, muy delicada, que sólo se alimenta de plantas y árboles endémicos de las regiones tropicales y subtropicales; asimismo, no es capaz de volar grandes distancias para establecer nuevas colonias. De hecho, la reina madre no vuela.

 

Como la miel es uno de los productos de consumo cotidiano más importantes en todo el planeta, resulta lógico que la mayoría de los apicultores trabajen con abejas europeas (Apis mellifera), cuya capacidad de adaptación y reproducción en múltiples regiones las ha convertido, con justa razón, en una de las especies fundamentales del reino animal.

 

Te puede interesar: Las abejas tienen una importante tarea en el mundo, conoce aquí cuál es. 

 

Sin embargo, la miel de abejas meliponas guarda un lugar especial entre otras mieles, pues ha sido empleada para el tratamiento de enfermedades de los ojos, el sistema respiratorio, los oídos, la piel y el sistema digestivo. Además, en la medicina tradicional, la miel de abejas meliponas se receta como un revitalizante para las mujeres después del parto.

 


La abeja melipona en la historia de México

En Mesoamérica, la meliponicultura (o cultivo de abeja melipona) surgió en la antigua civilización maya. Ah Mucen Kab era el dios guardián de las abejas meliponas (si quieres conocer que otros alimentos se atribuyen a deidades, conoce más aquí).

 

El cultivo de esta especie entre los mayas era de suma importancia para la alimentación, los rituales religiosos, el intercambio económico y la salud de los pueblos, y es comparable con el cultivo de la Apis mellifera en la Europa de aquellos siglos.

 

En los primeros años de la Conquista, los españoles no introdujeron a la península  de Yucatán abejas europeas para su consumo e intercambio comercial, pues la producción de miel y cera mayas era de alta calidad y suficiente para el consumo y el pago de tributos.

 

Los mayas empleaban métodos de reproducción, división y mantenimiento de las colonias de abejas meliponas en “jobones”, cavidades artificiales en troncos ahuecados. En la actualidad,  los meliponicultores conservan y aprovechan esta técnica milenaria, aunque también han recurrido a cajones con la Técnica Intermedia con Bisagras de González Acereto (TIBGA), llamadas así en honor a su inventor, el MVZ Jorge A. González Acereto.

 

Cajones TIBGA para mantenimiento de colonias de abeja melipona. Foto: Will Rodríguez, 2022.

Cajones TIBGA para mantenimiento de colonias de abeja melipona. Foto: Will Rodríguez, 2022.

Los cuidados y comercio de la abeja melipona

Como hemos mencionado, una de las características principales de los meliponinos, además de no poseer aguijón, es que solamente consumen miel y polen de plantas y árboles nativos de las regiones a las que pertenecen, a diferencia de la abeja europea, que tiene la capacidad de aprovechar gran variedad de fuentes de alimentación.

 

En la península  de Yucatán, por ejemplo, algunas plantas y árboles que alimentan a las abejas meliponas son el chaká, el ciricote, el xtabentún, la campanilla, el balché, el jabín, el tzalam y la ceiba. Sin embargo, en los municipios de esta región cada vez son más los gobiernos locales que en vez de fomentar su siembra y cuidado en parques y jardines, recurren a especies importadas por un simple concepto de ornamentación.

 

Debido a que su cultivo requiere de mayores cuidados y su extracción es mucho más complicada y menos abundante, la miel de abejas meliponas alcanza un precio de venta de hasta dos mil pesos mexicanos por litro. Por ello resulta sospechoso que algunos vendedores ofrezcan el litro de “miel de melipona” a 300 o 600 pesos. En estos casos, lo más seguro es que se trate de miel de abeja europea y los compradores estén siendo víctimas de una estafa.

 

Bióloga Gretel Castillo Peraza con un cajón TIGBA. Foto: Will Rodríguez, 2022.

Bióloga Gretel Castillo Peraza con un cajón TIGBA. Foto: Will Rodríguez, 2022.

En México, la producción y comercialización de la miel de abejas meliponas y los derivados de éstas carecen de regulaciones oficiales, por lo que no está permitida su exportación a otros países con fines comerciales. Su consumo es un privilegio de los habitantes de cada país, como es el caso de Argentina, Brasil, Colombia y Ecuador, en donde cada día adquiere más valor.

 

La existencia de las abejas meliponas depende de la salud de los montes, las selvas y el ecosistema en general. Su efectividad en la polinización de plantas y árboles endémicos es superior a la de las abejas importadas. Es posible criarlas en nuestros patios y jardines, claro está, con la capacitación y los cuidados adecuados.

 

Por Will Rodríguez

 

Nuestro agradecimiento a la bióloga Gretel Castillo Peraza por la entrevista concedida y la visita guiada al apiario que coordina en la ciudad de Mérida.

 

Fuentes consultadas:

Ayala Barajas, Ricardo, y Quezada Euán, José J., “Abejas nativas de México. La importancia de su conservación”, en Ciencia y Desarrollo, UNAM, 2010.

González Acereto, Jorge A., y Quezada Euán, José J., “Producción tradicional de miel: abejas nativas sin aguijón (trigonas y meliponas), en Biodiversidad y Desarrollo Humano en Yucatán.

Dardón, María José, y Enríquez, Eunice, “Caracterización fisicoquímica y antimicrobiana de la miel de nueve especies de abejas sin aguijón (meliponini) de Guatemala”, en Interciencia, Universidad de San Carlos, Guatemala, 2008.

Cargando…

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Contenido relacionado

blog-icono-categoria

Edulcorantes, ¿cuáles son y cómo se utilizan?

blog-icono-categoria

Jerez: Vino español con mucho sabor