Lunes sin carne: ¿Puede un día a la semana cambiar nuestro impacto en el planeta?

Conoce más sobre "lunes sin carne", iniciativa que busca disminuir nuestra huella ecológica y promover un estilo de vida más sustentable.

Cultura culinaria

En medio de los desafíos ambientales y la búsqueda de formas de vida que disminuyan el impacto humano en el medio ambiente, surge una tendencia que está ganando terreno: el movimiento “Lunes sin carne”. Este enfoque simple pero poderoso propone eliminar la carne de nuestra dieta durante un día a la semana, con la promesa de generar un impacto significativo en la salud del planeta. En esta nota exploramos cómo este sencillo gesto puede tener un efecto considerable en la reducción de nuestra huella ecológica y, a su vez, promover un estilo de vida más saludable.

Impacto de la producción de carne en el medio ambiente

De acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), el 14.5% de todas las emisiones de gases de efecto invernadero causadas por el ser humano son generadas por la ganadería. La producción de carne no sólo es una de las principales generadoras de gases de efecto invernadero, también producen deforestación y un uso excesivo de recursos hídricos.

Origen de la iniciativa

Meatless Monday o “Lunes sin carne” es una iniciativa con más de 100 años de historia. La campaña fue creada por el gobierno de Estados Unidos durante la Primera Guerra Mundial con el objetivo de racionar el consumo de carne para poder alimentar al ejército. En 2003, la campaña fue revivida por Sid Lerner y la Escuela de Salud Pública Bloomberg de la Universidad Johns Hopkins con el objetivo opuesto, disminuir el impacto generado por la sobreproducción de carne más que una estrategia para combatir su desabasto.

¿Por qué evitar la carne los lunes?

Las investigaciones realizadas por la Universidad Johns Hopkins llegaron a la conclusión de que disminuir la cantidad de productos de origen animal de nuestra dieta, además de tener un impacto positivo en el ambiente también lo hace en nuestra salud, ya que disminuye el riesgo de padecer enfermedades crónico-degenerativas como la diabetes, obesidad e infartos.

Una de las razones por las que el lunes fue elegido como el “día sin carne” es porque los investigadores sugieren que las personas están más abiertas a realizar acciones saludables al inicio de la semana. Después de un fin de semana en el que las rutinas pueden haberse relajado y tomar decisiones alimentarias poco saludables, el comienzo de la semana representa una oportunidad fresca para establecer intenciones positivas y reenfocarse en un estilo de vida más consciente.

Al elegir el lunes como el día sin carne, se crea un punto de partida estratégico que puede inspirar a las personas a tomar decisiones más saludables y respetuosas con el medio ambiente desde el principio de la semana, estableciendo un tono positivo para el resto de los días.

Otras fuentes de proteína

La transición a un día sin carne no significa privarse de deliciosas comidas. Existe una gran variedad de opciones culinarias disponibles en la dieta vegetariana que pueden ser igualmente sabrosas y nutritivas, tales como las lentejas, garbanzos, frijoles, tofu, tempeh, quinoa, frutos secos y semillas. En nuestra sección de recetas, encontrarás muchos ejemplos con los que puedes unirte a esta iniciativa para comenzar la semana sin carne. También puedes consultar nuestro libro Recetas vegetarianas, con el que podrás preparar deliciosos platillos con 3 ingredientes y en menos de 15 minutos.

Adquiere en El Librero el libro Recetas vegetarianas con 3 ingredientes y en 15 minutos. Fuente: Archivo fotográfico de Larousse Cocina.

Adquiere en El Librero el libro Recetas vegetarianas con 3 ingredientes y en 15 minutos. Fuente: Archivo fotográfico de Larousse Cocina.

En pro del consumo local

Es importante tener presente que el objetivo de esta iniciativa no es una batalla contra el consumo de carne que trata de convencer a las personas de seguir una dieta vegetariana. La lucha es contra los modos de producción ganadera industrial que destruyen nuestra salud y el planeta. Además de evitar la carne los lunes, los creadores de la campaña también nos recomiendan adquirir productos cárnicos y lácteos producidos localmente.

Este enfoque se centra en apoyar a los agricultores y ganaderos locales, fomentando sistemas de producción más sostenibles y éticos. Se trata de una llamada a la acción que promueve la toma de decisiones informadas y conscientes en torno a nuestra alimentación, buscando reducir el impacto negativo de la producción industrial mientras se respalda a las comunidades locales y se promueve la salud tanto individual como planetaria.

 

Por Ana Gabriela de la Rosa

Cargando…

Contenido relacionado

blog-icono-categoria
Cultura culinaria

La cerveza, bebida latente en la memoria colectiva

blog-icono-categoria
Tendencias

El Círculo Cubano de México y el Mezcalfest 2022: un maridaje sorprendente

blog-icono-categoria
Barra Libre

Natalia Badan y su lucha por Valle de Guadalupe

Top