¿Cuánto es bueno dejar de propina? La guía definitiva que necesitas

Bien dicen que el origen de todo mal es el dinero y, en ocasiones, el origen de todo buen servicio es la propina. Pero ¿cuánto hay que dar y en qué momentos darla?

Tendencias

En la mayoría de los países de América Latina no es obligatorio dejar propina. Incluso, en México, obligar a un cliente a pagarla puede ser causa de multa. Mientras en otros países como Japón, India o Rusia, dejar propina no está permitido o está mal visto.  

Te puede interesar: Tras el caso del restaurante bar La polar, la Profeco recuerda qué hacer en caso de que te obliguen pagar propina.   

¿Qué es la propina?  

La propina es una gratificación que un cliente da como gratificación al servicio dado, para congraciarse con el mesero, para obtener aprobación social, para incrementar el sueldo del mesero e incluso para asegurarse de una buena atención en la siguiente visita. Las propinas son comunes en los sectores de la hotelería, la restauración y hasta la transportación.  

La palabra propina viene el griego pinopro, que significa “beber antes”. Sin embargo, la palabra dejó de estar exclusivamente relacionada a la bebida y fue asociada a esta recompensa por el servicio prestado. Incluso, se cree que los británicos fueron los creadores de dar propinas, ya que en el siglo XVII era una costumbre dar pequeños regalos a las “clases inferiores”. 

¿Cuánto dejar de propina en un restaurante de México? 

La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) declara que los restaurantes no pueden exigir propinas, pues ya que al hacerlo se atentan los derechos del consumidor y, por lo tanto, éste puede denunciar al establecimiento que se lo exija. El consumidor tiene la obligación de pagar el total de su cuenta.  

Así que, si el comensal quiere dejarla, puede dejar el 10% del total de la cuenta. Es decir, esta decisión es personal y quien establecerá el monto final es el consumidor. Por lo que hay que revisar bien el total del consumo para evitar el cobro de la propina. Si lo hacen puedes acudir a la Profeco a través de su cuenta de Twitter o por sus teléfonos de esta página.  

¿En qué momentos hay que dejarla? 

No hay que ser mezquinos al momento de dar propinas, de hecho, uno recibe lo que da, dirían las enseñanzas del karma 

  1. Cuando el servicio o los alimentos son buenos. Incluso, pueden ser gratificados de manera independiente, es decir, que se le pague al mesero o se deje la propina en el cargo de la cuenta.  
  1. Cuando te invitan a un lugar. Si alguien te invita a cenar, desayunar o incluso a tomar un café e insiste en pagar la cuenta, lo mejor que puedes hacer es pagar la propina, poca o mucha, es un acto de cortesía en México. 
  2. Cuando está presupuestado. Siempre que vayas a salir a un restaurante o a un bar, considera el pago de la propina independientemente de si la terminas dejando o no. Pues, de cierta forma, si te topas con un excelentes servicio o alimentos y no cuentas con el suficiente dinero, quedarás apenado. 

Cuéntanos, ¿cuáles son tus criterios para dejar o no propina? 

 

Por Miguel Guzmán 

 

Fuentes consultadas: 

Llorente, Analía, De dónde viene la palabra «propina» y cuánto se deja en los países de América Latina, BBC Mundo, (10/01/23).

Wen, Tiffanie, El curioso origen de las propinas (y por qué en unos países se dan y en otros no), BBC Capital, (11/01/23).

Hipp, Deb, 6 razones por las cuales no dejar una propina no es una buena estrategia financiera, Debt.com, (10/01/23).

Cargando…

Contenido relacionado

blog-icono-categoria
Tendencias

La cocina duranguense es declarada patrimonio cultural intangible del estado ?

blog-icono-categoria

¿Por qué nunca habrá un chef igual a Joël Robuchon?

blog-icono-categoria

¡Cuidado! Así llegan las ETA a tu organismo

Top