Jerez: Vino español con mucho sabor

Xérès en Francia, jerez en España o sherry en Inglaterra, esta bebida conocida internacionalmente se trata de un vino español con denominación de origen que se disfruta como aperitivo o digestivo.

Los viñedos donde se producen las uvas para elaborar este vino se encuentran en el centro de un triángulo geográfico perteneciente a la provincia de Jerez, donde se localizan las ciudades de Jerez de la Frontera, Sanlúcar de Barramenda y Puerto de Santa María.

Para elaborar este vino característico se utiliza la uva palomino. Su proceso de añejamiento también es peculiar, pues consiste en un sistema llamado soleras –por estar en el suelo–, en donde se mezclan vinos de diferentes toneles –botas jerezanas– y de diferentes edades.

Las botas se alinean y se apilan en pirámides de tres o cuatro botas de altura. La fila que está a nivel de suelo corresponde al vino más añejo y de ellas se extrae el vino a embotellar.  Las botas de las filas superiores –criaderas–, contienen vinos más jóvenes.

Otra de las características excepcionales de estos vinos es la “flor”, que consiste en una película de levaduras que se forma en la superficie del vino mientras se añeja. Éstas le otorgan al vino notas sensoriales más complejas, así como coloraciones parduzcas.

 

Jerez y clasificación de los vinos generosos 

Manzanilla

La manzanilla es uno de los vinos blancos más secos y olorosos, con un ligero sabor salado. En ocasiones, los manzanilla pasan tanto tiempo en crianza, que la flor promueve la oxidación del vino creando “manzanillas pasadas”. La denominación de origen de este vino se encuentra únicamente en las bodegas de Sanlúcar de Barrameda.

Fino

El fino es un vino blanco y seco  que evoluciona por crianza biológica durante dos o más años. La característica en su elaboración es que al fermentar y por causa de las levaduras, dejan que se forme la flor. Aunque su elaboración se parece al vino manzanilla, los sabores difieren puesto que los finos tienen un sabor más almendrado.

Oloroso

Está es una categoría designada a vinos que no desarrollan una flor. Se le encabeza alcohol al inicio de su crianza y al final de ésta, suele aumentar su volumen de alcohol. Estos vinos son más secos y concentrados.

Amontillado

Los amontillados son criados como un fino, pero en un momento determinado, se le agrega alcohol y pierde la flor. Es un vino seco  con un color ambarino.

Palo cortado

Es un vino que empezó en la bota como el fino, evolucionó como amontillado y terminó como un oloroso. Este vino es excepcional y muy placentero.

¿Haz probado el jerez? Cuéntanos tu experiencia en los comentarios.

Por Miguel Guzmán

Cargando…

Top