receta-img

Arroz verde

Una opción económica pero versátil para acompañar sus platillos mexicanos favoritos.

Ricardo Muñoz Zurita

Tiempo total: 00:55:00
Dificultad: Fácil
Categoria: Guarniciones y acompañamientos
3598
Rendimiento: 6 porciones
Preparación: 00:10:00
Cocción: 00:35:00
Reposo: 00:10:00

Ingredientes

  • 1½ tazas de arroz

  • ¼ de taza de perejil picado

  • 3 cucharadas de hojas de cilantro picadas

  • 1 taza de hojas de lechuga romana troceadas

  • 2 chiles poblanos asados, pelados, sin rabos, semillas ni venas, cortados en rajas

  • ¼ de taza de cebolla blanca picada

  • 1 cucharadita de ajo picado finamente

  • ½ taza de agua

  • ¼ de taza de aceite

  • 2½ tazas de caldo de pollo caliente

  • 1½ cucharaditas de sal

Guarnición

  • 3 chiles poblanos asados, pelados, sin rabos, semillas ni venas, cortados en rajas

  • ½ taza de crema de rancho o espesa

  • 1½ tazas de granos de elote cocidos

Introducción

Ésta es una de las primeras recetas que me inspiró a hacer el libro Verde en la cocina mexicana. Hace muchos años, cuando recién llegué a la ciudad de México, mucha gente me habló de recetas como ésta, y siempre llamaron mi atención porque para mí no era nada familiar el arroz verde.

 

 

Procedimiento
  1. Ponga en un recipiente el arroz y lávelo con suficiente agua moviéndolo con las manos durante unos segundos hasta que el agua se torne blanca, cuele y deseche el agua; repita este paso 3 veces más (la tercera vez el agua debe salir casi transparente). Escurra el arroz.
  2. Licue el perejil, el cilantro, la lechuga, los chiles poblanos, la cebolla y el ajo con el agua hasta obtener una salsa muy tersa que no sea necesario colar; reserve.
  3. Caliente el aceite en una olla a fuego alto hasta que humee ligeramente. Fría el arroz moviendo constantemente durante 7 minutos o hasta que quede ligeramente dorado.
  4. Vierta el licuado sobre el arroz e incorpórelo cuidadosamente sin batirlo; añada el caldo de pollo, y cuando hierva, baje el fuego al mínimo, agregue la sal y tape la olla.
  5. Deje el arroz sobre el fuego durante 25 minutos. A la mitad de la cocción mezcle cuidadosamente para que el licuado se integre en todo el arroz, de lo contrario quedará blancuzco y no verde, porque el licuado tiende concentrarse en las paredes de la olla. Retire del fuego y deje reposar 10 minutos para que se termine de cocer con su propio calor.
  6. Coloque en un platón el arroz y sobre éste la guarnición.

Información adicional

CONSEJO

En el centro del país se acostumbra remojar el arroz en agua caliente para eliminar el exceso de almidón e hidratar los
granos. Cada persona tiene una técnica diferente de cómo lavar o remojar el arroz. La guarnición de esta preparación lo
hace ser un platillo sustancioso, y puede considerarse un plato fuerte vegetariano.

Libro de procedencia

Verde, blanco y rojo en la cocina mexicana
Cargando…