5 datos sobre la Talavera

La Talavera es parte de una gran cultura culinaria en el centro del país. Desde su esmaltado hasta la complejidad de los diseños que decoran cada plato o vaso, te explicamos por qué esta cerámica es un orgullo nacional.

  • La técnica detrás del azul

La Talavera es un tipo de cerámica conocida como mayólica, ésta es un tipo de decorado que se elabora con distintos óxidos o metales. Las Talaveras poblana y tlaxcalteca combinan estos elementos para lucir colores azules, amarillos, verdes, rojos y hasta negros.

  • Probable origen de la Talavera

A pesar de que su origen sigue sin conocerse a cabalidad, algunos historiadores y antropólogos consideran que esta técnica pudo haber aparecido en Mallorca, España, una isla mediterránea con fuertes influencias del arte del Medio Oriente. Estudios sugieren que esta isla, en la Edad Media, fue el centro de exportación más importante de este tipo de cerámica. Sin embargo, no fue sino hasta el Virreinato que en México se pidió a los elaboradores de loza (o loceros) de Talavera de la Reina, España, que enseñaran a los locales cómo hacer cerámica mayólica. Como es de esperarse, la apropiación de este conocimiento fue el incentivo que llevó a muchos a elaborar piezas con una visión propia.

  • Elaboración de una tradición

Seguramente has comido chiles en nogada sobre algún platón de Talavera, bellamente decorado, es una tradición que acompaña el dulce sabor de la nogada. Para elaborar la loza, el barro es recolectado de algunas poblaciones de Puebla, como Loreto y Guadalupe. De ahí, es llevado a la fábrica donde se limpia de impurezas como ramas, piedras y hojas, después se comienzan a moldear a mano.

Antes de meterlo a la jahuetada, o primer horneado, el barro se pisa para eliminar cualquier burbuja de aire que pueda quebrar la pieza durante el mismo. Después, las piezas se bañan en óxido de plomo, estaño y arenilla, y al secarse, se procede a la decoración. El segundo horneado de las piezas suele ser lento, incluso es el paso más delicado pues dependiendo de las condiciones del horno, se obtienen diferentes resultados. La preocupación de los maestros loceros es tanta que hay quienes, en este paso, dedican una oración para que el horno cumpla su papel.

  • Talavera de excelencia cultural

Puebla y Tlaxcala son los destinos idóneos para conocer los talleres talaveros. En estos lugares se pueden encontrar un sinfín de utensilios de uso común como platos, jarrones, floreros, lavamanos, artículos religiosos y figuras decorativas. Todos estos artículos tienen la esencia de cada taller, los cuales han adquirido su propia identidad y pues, en éstos plasman y decoran las piezas de acuerdo con su pasado e idiosincrasia, por lo que la elaboración de este tipo de cerámica sigue siendo un símbolo de identidad muy importante para los mexicanos.

  • Una denominación nacional y un reconocimiento internacional

La Talavera obtuvo su Denominación de Origen el 17 de marzo de 1995 bajo el nombre de “Talavera de Puebla”. Sin embargo, al elaborarse tanto al sur de Tlaxcala, el 11 de septiembre de 1997 hubo una modificación en la declaración para sólo nombrarse como “Talavera”.

El pasado 11 de diciembre la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) añadió a su lista de Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad a la Talavera. La inscripción fue hecha con bajo el nombre de “Procesos artesanales para la elaboración de Talavera de Puebla y Tlaxcala, México y la cerámica de Talavera de la Reina y el Puente del Arzobispo, España”. Dicho nombramiento binacional hace de esta artesanía, un objeto de valor agregado en nuestras alacenas.

Cargando…

Top