¿Carne de llama y alpaca? Así se comen en Perú ?

La carne de alpaca y de llama son parte de la alimentación en Perú y otros países de Sudamérica, como Bolivia. Te contamos más al respecto.

Cultura culinaria

Dentro de la ubérrima gastronomía peruana, la carne de alpaca y de llama tienen sus propios platillos ¡A que no te lo esperabas! Pues bien, la carne de alpaca y la carne de llama son parte de la alimentación en Perú y otros países de Sudamérica, como Bolivia.  

Papa, cuy, arroz, queso, cabrito y aun paloma son algunos de los ingredientes que integran parte de la gastronomía de Perú. Sin embargo, en esta ocasión nos enfocaremos en las preparaciones que se llevan a cabo con dos de los animales más icónicos de este país: la alpaca y la llama.  

¿Cuál es la diferencia entre una llama y una alpaca? 

La alpaca es más pequeña que una llama, la cual puede llegar a medir el doble. Las alpacas tienen las orejas pequeñas y puntiagudas y la cara redonda, mientras que la llama tiene una cara más larga.  

La lana de la alpaca es más suave y de color uniforme; la de la llama no. Eso sí, ambas pertenecen a la familia de los camélidos sudamericanos, quizá por ello sea común confundirlas fuera de los países donde no habitan. Principalmente se encuentran en Perú y Bolivia, pero también puedes encontrarlas en menor proporción en Argentina y Chile.  

Del lado izquierdo tenemos una hermosa llama muy feliz. Del lado derecho, unas alpacas melenudas. Fuente de la imagen: Archivo fotográfico de Larousse Cocina.

Del lado izquierdo tenemos una hermosa llama muy feliz. Del lado derecho, unas alpacas melenudas. Fuente de la imagen: Archivo fotográfico de Larousse Cocina.

Para la civilización inca, las alpacas y las llamas eran animales muy importantes dentro de su vida, pues se aprovechaban casi en su totalidad. Por ejemplo, las fibras de su pelaje y su piel se utilizaban para fabricar prendas de vestir y calzado; por otro lado, sus huesos se usaban para manufacturar instrumentos musicales.  

La llama y la alpaca como alimento en Perú 

Antiguamente, ambos camélidos eran la fuente principal de proteína. Charqui o ch’arki es el nombre quechua con el que se designaba a este tipo de carne, la cual se deshidrataba para poder consumirla en distintas épocas del año.  

El método de preparación consiste en cortar la carne en tiras finas, remover la grasa y la sangre, añadir sal, especias y ají, y ponerla a secar en un lugar ventilado. 

Así luce la carne seca de charqui. Podríamos decir que se asemeja al chito o carne de burro. Fuente de la imagen: Archivo fotográfico de Larousse Cocina.

Así luce la carne seca de charqui. Podríamos decir que se asemeja al chito o carne de burro. Fuente de la imagen: Archivo fotográfico de Larousse Cocina.

Los platillos comunes para los que se usa el ch’arki son el olluquito, llamado así porque está hecho a base de ollucos, una planta común de la región andina. 

Otro platillo es el charquicán, un asado con ch’arki y arroz.  

Aquí tenemos olluquito con charki y arroz. Fuente de la imagen: Archivo fotográfico de Larousse Cocina.

Aquí tenemos olluquito con charki y arroz. Fuente de la imagen: Archivo fotográfico de Larousse Cocina.

Beneficios de la carne de alpaca y llama  

De acuerdo con la Asociación Nacional de Productores Camélidos, es una carne magra, sin colesterol que posee solamente un 0.63% de grasa insaturada, lo cual la vuelve saludable para el consumo humano.  

Esta carne, aunque no es tan común, puede ser una delicia que les gustará a todos los amantes de la gastronomía. ¿Ya la has probado?  

 

Por Alina Hernández 

Fuentes consultadas:

Agroempresario.com, “La carne de llama, una opción para reforzar el organismo”, Redacción. (23/11/22) 

Agronoticias, “Carne de llama: rica en proteínas y baja en colesterol”, Teobaldo Ardilles Torres. (23/11/22) 

El Brujo, “Serie de alimentos andinos: la llama y la alpaca”, José Ismael Alva y Leslie Zúñiga Becerra. (23/11/22) 

Peruhop, “Llamas y alpacas: diferencias esponjosas”, Redacción. (23/11/22) 

Cargando…

Contenido relacionado

Top