Qué es la flora intestinal y cómo fortalecerla fácilmente

Denominada también microbiota intestinal o flora bacteriana, la flora intestinal es un conjunto de microorganismos que viven en el intestino y que ayudan a mantener al organismo sano. Conoce aquí cómo fortalecerla y cuidarla.

Cultura culinaria

¿Qué es la flora intestinal?  

La flora o microbiota es un conjunto de bacterias y otros microorganismos que viven de forma simbiótica en el organismo, es decir, que mantienen una relación beneficiosa para ambos. Ésta se encuentra mayormente en el intestino grueso, pero estudios han confirmado la presencia de otros organismos en otras partes del tracto digestivo, de forma escasa, como en el estómago y el intestino delgado, y aún no se sabe si realmente causa algún efecto simbiótico significativo. 

En el intestino grueso viven de 500 a 1 000 especies distintas, entre las que se encuentran diversos hongos, arqueas y protozoos. La población microbiana suele estar poblada hasta por más de 100 billones de organismos, entre los que predominan los géneros Bacteroides, Bifidobacterium, Eubacterium, Clostridium, Lactobacillus y Fusobacterium, entre otros.  

¿Qué funciones tiene la microbiota?  

La flora intestinal asimila los residuos que no se digieren gracias a las enzimas que liberan. A su vez, estos carbohidratos no digeribles suelen ser una fuente importante para que las bacterias se reproduzcan y generen nuevos ácidos grasos de cadena corta.  

Es decir, que ayuda a que el organismo absorba minerales, vitaminas y aminoácidos. Incluso, esta flora evita la proliferación de bacterias extrañas —o patógenas— al organismo fortaleciendo así, el sistema inmune. 

¿Cómo mejorar la flora intestinal? 

En ocasiones, la microbiota se debilita y se debe principalmente al uso de antibióticos. Sin embargo, el consumo de tabaco, de alcohol, de grasas saturadas, de alimentos altos en azúcar, así como el estrés y la falta de sueño suelen ser también motivos para que la flora se dañe. Para restaurar o fortalecer la flora intestinal puedes seguir esta serie de consejos: 

Mejora tu alimentación 

El consumo de frutas, verduras y semillas ayuda a que la microbiota prolifere, pues actúan como fertilizantes. Es más, aquellos vegetales y frutas altos en fibra suelen denominarse prebióticos 

Toma buenos probióticos 

Los probióticos son microorganismos que puedes obtener de alimentos fermentados como el kimchi, el yogur o el kéfir. También puedes acudir con un especialista para que te indique qué otros suplementos puedes tomar. 

Realiza actividad física 

Hacer ejercicio modifica la microbiota de forma positiva, pues permite que el intestino sea menos permeable y el moco de la pared intestinal aumente.  

 

Los alimentos fermentados como la kombucha protegen tu flora. Aprende a prepararlos en nuestra sección de recetas. Fuente de la imagen: Archivo gráfico de Larousse Cocina.

Los alimentos fermentados como la kombucha protegen tu flora. Aprende a prepararlos en nuestra sección de recetas. Fuente de la imagen: Archivo gráfico de Larousse Cocina.

El sistema digestivo es sorprendente, pues su cuidado es esencial para el bienestar de todo el organismo, no por eso es apodado como el segundo cerebro. 

 

Por Miguel Guzmán 

Fuentes consultadas: 

Suárez, J. E., Microbiota autóctona, probióticos y prebióticos, Nutrición Hospitalaria, Scielo, (23/03/2023).

Guarner, F., Papel de la flora intestinal en la salud y en la enfermedad, Nutrición Hospitalaria, Scielo, (23/03/2023).

Redacción, Relación entre el ejercicio y la microbiota intestinal en el contexto de la salud y el rendimiento, Fisiología del ejercicio, (21/03/2023).

Gimeno, Eva, Alimentos probióticos y prebióticos, Offarm, Elsevier, (21/03/23).

Cargando…

Contenido relacionado

blog-icono-categoria
Expertos recomiendan

¿Por qué incluir pasitas en los panes? El chef Irving Quiroz nos cuenta

blog-icono-categoria

Frutas y verduras de primavera

blog-icono-categoria
Tendencias

El papa Francisco y su conexión con la comida

Top