Nota

default

¿Cómo almacenar frutas correctamente?


Calificar o comentar esta Noticia

Disfrutar el sabor de las frutas al máximo depende de su madurez, manejo y correcto almacenamiento. Cada una requiere cuidados especiales para mantener su frescura, y es importante conocer cómo deben guardarse una vez que las tengas en casa.

Si bien los expertos aconsejan conservar las frutas a temperatura ambiente, meterlas al refrigerador es una buena opción para alargar su tiempo de vida y evitar el desperdicio de alimentos. 

 

Mantener las frutas a temperatura ambiente 

Para mantener las frutas a temperatura ambiente es necesario considerar algunos factores. Uno de los más importantes es protegerlas de la luz solar directa para prevenir que se calienten demasiado y, por lo tanto, cambie su sabor.  

Otra opción es colocar tus frutas en un tazón con ventilación, ya que mantenerlas en una bolsa plástica sellada puede acelerar su maduración natural. Incluso la humedad propia de la fruta puede originar olores desagradables a consecuencia de su putrefacción. 

En caso de que las frutas estén muy verdes y quieras fomentar su rápida maduración, es recomendable guardarlas en una bolsa de papel o colocarlas junto con otras frutas maduras, ya que éstas producen etileno, un gas que acelera dicho proceso.  

Las frutas que son más convenientes para almacenar a temperatura ambiente son los plátanos, las manzanas, las naranjas, el melón, la papaya y la sandía, así como las toronjas, las mandarinas, los mangos, las piña y las granadas.  

 

Guardar las frutas en el refrigerador 

El refrigerador puede ser un aliado o enemigo. Pues hay posibilidad de que dañe o retarde la maduración de tus frutas. Si tu objetivo es prolongar el tiempo de vida de las frutas, puedes almacenarlas en bolsas de plástico perforadas y colocarlas en la gaveta de verduras, de preferencia por separado. 

Recuerda no abusar del uso del refrigerador, ya que esta práctica puede provocar que las frutas pierdan su frescura y su sabor a los pocos días.    

Ten en cuenta que algunas frutas son enemigas de las bajas temperaturas, como es el caso del plátano. Pues el frío estimula el desarrollo de manchas negras y la pérdida de su dulzor característico. En el caso de las sandías, pierden su sabor y color si se conservan por más de tres días a dicha temperatura.  

Por otra parte, existen otras frutas que requieren de este electrodoméstico para su conservación. Entre ellas se encuentran las fresas, moras, frambuesas, uvas, cerezas, higos, arándanos y chabacanos.

 

Consejos prácticos para almacenar tus frutas 

  1. Recuerda lavar tus frutas y verduras antes de consumirlas, incluso las de tamaño grande como los melones o las sandías. En caso de que las frutas tengan superficies rugosas, lávalas con un cepillo limpio. 
  2. Es importante que, al momento de cortarlas, lo hagas sobre una superficie limpia; sepáralas de la carne de res, puerco, pescado y mariscos crudos para prevenir la contaminación cruzada. 
  3. Antes de almacenar tus frutas en el refrigerador, retira las que están dañadas para evitar que esto se propague a los demás alimentos. 
  4. Corta las partes dañadas o golpeadas de las frutas y come lo demás. ¡Evita desperdiciar alimentos! 

Cargando…