Panecillo chino

Panecillo chino al vapor

Autor:

Transpórtate a Asia preparando este pan con sabores orientales.


Tiempo total: 02:05:00
Dificultad: Fácil
Categoría: Panes y galletas
0 votos, promedio: 0,00 de 50 votos, promedio: 0,00 de 50 votos, promedio: 0,00 de 50 votos, promedio: 0,00 de 50 votos, promedio: 0,00 de 5 0 votos
57146
Imprimir
Calificar o comentar esta receta
Porciones: 15 panes
Preparación: 00:45:00
Cocción 00:35:00
Reposo 00:45:00

Ingredientes

  • 10 g de azúcar

  • 210 ml de agua tibia

  • 5 g de levadura en polvo

  • 370 g de harina de trigo

  • 6 g de polvo para hornear

  • 10 ml de aceite

Utensilios especiales
  • rodillo pequeño
  • brocha
  • 15 cuadros de papel siliconado de 10 cm por lado
  • sartén grande
  • rejilla
  • vaporera de bambú
Introducción

Una parte importante del trigo que se produce en China se destina a elaborar productos tradicionales de su cocina, como pan al vapor, fideos y dumplings. Los primeros registros que se tienen de consumo de pan al vapor datan de la dinastía Han, hace más de 1 500 años.

La tradición culinaria en China es sumamente antigua y rica; cada región tiene una cultura culinaria específica debido a diversos factores, como la geografía y la influencia de otras culturas. No resulta extraño entonces que en cada región existan varios tipos de panes al vapor que difieren en apariencia, sabor, tamaño y textura.

En términos generales, existen dos tipos de panes al vapor: baozi y mantou. Los primeros son bollos redondos, de entre 5 y 10 centímetros de diámetro, con una base plana que se rellenan con una variedad de ingredientes o prepara­ciones, se les asigna un nombre específico de acuerdo con su tamaño y con su relleno, sea salado o dulce, como cerdo, pollo, encurtidos, sopa, tofu con vegetales, pasta de frijol o una crema dulce similar a la crema pastelera. Por su parte, los mantou son bollos, sin relleno, de 4 centímetros aproximadamente, con la base y los costados aplanados; se comen solos, con alguna salsa o con leche condensada, o se sirven como acompañamiento de otras comidas.

A lo largo del tiempo el pan al vapor ha evolucionado y se ha adaptado a los gustos y las tecnologías del momento. Antes solía prepararse de forma casera, lo que sigue siendo la norma en muchas áreas rurales; sin embargo, en las ciudades son cada vez más utilizados procesos mecanizados para su producción. Actualmente se pueden encontrar en restaurantes, empacados y congelados en los supermercados o en puestos de comida callejeros; asimismo, es común que la masa se pinte de algún color dependiendo del sabor del relleno, e incluso se pintan o se les de la forma de algún animal o fruta.

La receta de pan al vapor que presento a continuación es la de un gua bao, un ícono de la comida callejera de Taiwán. Consiste en un pan al vapor relleno con carne de cerdo braseada y deshebrada; normalmente se acompaña con hojas de mostaza china encurtidas, cilantro y cacahuates dulces, aunque estos acompañamientos pueden variar. La peculiaridad de este pan es que no tiene forma de bollo, sino que la masa se estira hasta obtener un disco más o menos delgado y después se dobla a la mitad sobre sí mismo; posteriormente, la masa se cuece en una vaporera de bambú y se rellena.

Procedimiento
  1. Disuelva el azúcar en el agua tibia, agregue la levadura en polvo y mezcle bien. Deje reposar la mezcla durante 10 minutos o hasta que se forme una espuma en la superficie.
  2. Mezcle en un tazón la harina de trigo y el polvo para hornear; vierta la mezcla de agua y levadura y mezcle hasta obtener una masa homogénea, firme y resistente. Cúbrala con plástico autoadherente y déjela reposar a temperatura ambiente durante 20 minutos o hasta que duplique su volumen.
  3. Enharine ligeramente una mesa de trabajo, encima, ponche la masa y divídala en porciones de 40 gramos. Boléelas y déjelas reposar 5 minutos.
  4. Coloque uno de los bollos sobre la mesa, aplástelo y extiéndalo con el rodillo hasta obtener un disco u óvalo de 10 centímetros de diámetro. Repita este paso con el resto de los bollos.
  5. Barnice la superficie de los discos de masa con un poco de aceite, dóblelos por la mitad sobre sí mismos y colóquelos sobre los cuadros de papel siliconado. Déjelos reposar cubiertos con una manta de cielo durante 10 minutos.
  6. Ponga sobre el fuego el sartén con un poco de agua y coloque encima la rejilla; cuando el agua hierva, baje el fuego a intensidad media.
  7. Acomode algunos panecillos, en la vaporera, con el papel siliconado y dejando un poco de espacio entre ellos. Tape la vaporera y colóquela sobre la rejilla. Cueza los panecillos durante 7 minutos; sáquelos y resérvelos cubiertos con un trapo de cocina mientras cuece el resto.
  8. Despegue el papel siliconado de los panes y rellene éstos con el guisado de su preferencia.
Cargando…

Mayra

5 de octubre de 2018 a las  10:48 am

Esta receta se ve deliciosa, la intentaré en mi casa y les cuento.

Libro de procedencia

Recetas recomendadas

Libro larousse
Ver libro

Recetas recomendadas

Ver Receta
Empanadas de calabaza de Castilla

Autor: Alicia Gironella

Empanadas crujientes cubiertas de azúcar.

02:20:00 - Fácil - Panes y galletas

Ver Receta
Panqué marmoleado

Autor: Paulina Abascal

Con una consistencia húmeda y fina, harás de este panqué tu postre favorito.

Fácil - Panes y galletas

Ver Receta
Polvorones

Autor: Verónica Rico

El toque crujiente para iniciar el día. 

00:45:00 - Medio - Panes y galletas