suspiros-de-monja-001-larousse-cocina

Suspiros de monja

Un postre con aires celestiales.

Medio
Postres y dulces
3122
Porciones: 6 porciones
Zona de origen: Internacional

Ingredientes

Suspiros de monja

  • 4 tazas de agua (960 ml)

  • 1 trozo de cáscara de limón de 5 cm (5 g)

  • ¼ de taza de mantequilla (50 g)

  • 1 cucharadita de sal (4 g)

  • 3½ tazas de harina (500 g) + 1 cucharada

  • 8 huevos (400 g)

  • aceite vegetal

Miel de nardos

  • los pétalos de 2 nardos comestibles

  • 1 taza de agua (240 ml)

  • 1 taza de azúcar (200 g)

Introducción

En algún lugar del camino se perdió la traducción de este postre conventual francés llamado pets-de-nonne. Será porque en la época de la Colonia no éramos tan irreverentes.

En la historia…
Los dulces de los conventos virreinales son parte del repertorio gastronómico e histórico de México. Los nombres barrocos evocan una vida de recogimiento, amor y rezos.

Procedimiento

Suspiros de monja

  1. Hervir el agua con la cáscara de limón, la mantequilla y la sal.
  2. Retirar la cáscara de limón e incorporar la harina moviendo enérgicamente; cocinar a fuego bajo hasta que se forme una bola de masa muy espesa.
  3. Agregar los huevos uno por uno, batiendo hasta incorporarlos antes de añadir el siguiente.
  4. Calentar el aceite a 200 ºC o hasta que al sumergir un poco de la masa burbujee abundantemente.
  5. Freír cucharadas de masa hasta que floten y estén ligeramente doradas. Escurrir los suspiros en papel absorbente.

Miel de nardos

  1. Reservar algunos pétalos de nardos para decorar.
  2. Combinar los ingredientes restantes con los pétalos de nardos y hervirlos hasta obtener un jarabe espeso con consistencia de miel.

Montaje

  1. Colocar los suspiros en un platón y bañarlos con la miel de nardos; decorar con los pétalos reservados.

Información adicional

Consejo

La textura es mejor si se consumen el mismo día que se preparan, aunque puedes hacer la masa y refrigerarla por una semana.

Cargando…

Recetas relacionadas

Recetas relacionadas