La crisis hídrica en México, propuestas para ayudar desde la cocina

Revisamos el panorama general de la escasez de agua en México, qué sucedería si nos quedamos si el vital líquido y algunas ideas para ahorrar agua desde la cocina.

Tendencias

En años recientes se le ha dado una atención particular en medios al tema del estrés hídrico (también se le ha llamado “crisis hídrica”) por el que atraviesa diversas regiones del país. ¿Sabes de qué se trata?

¿Qué queremos decir con “estrés hídrico”? 

Quizá lo primero que nos viene a la mente cuando mencionamos este término es la escasez del líquido y, aunque no estamos del todo errados al pensar de este modo, el concepto tiene que ver más con la demanda y con la capacidad de responder a ella cabalmente. En pocas palabras: a mayor facilidad para responder a la demanda, menor estrés hídrico; a menor capacidad, mayor estrés. 

Este fenómeno, por supuesto, depende de una diversidad de factores. De acuerdo con un boletín de la UNESCO: “La escasez de agua es un fenómeno natural, pero también un fenómeno inducido por los seres humanos. Aun cuando hay suficiente agua dulce en el planeta para satisfacer las necesidades de una población mundial de cerca de siete mil millones de personas, su distribución es desigual tanto en el tiempo como en el espacio, y mucha de ella es desperdiciada, contaminada y manejada de manera insostenible”. Esto sugiere, por ejemplo, que el problema podría abordarse de modos distintos en diferentes lugares y que, mientras existen zonas con mayor capacidad, como Veracruz, también existen zonas sujetas a un mayor estrés hídrico, como es el caso de Mexicali. 

¿En qué situación nos encontramos? 

De acuerdo con datos del Instituto Mexicano para la Competitividad, el 61.5 por ciento del territorio nacional se encuentra bajo los efectos de la sequía lo que se traduce en “un total de 1,613 municipios con sequías severas, extremas y excepcionales”.  

La ONU, por su parte, pronostica que el Día Cero llegaría en 2028 en el caso de la Ciudad de México, es decir, que el Estado no podrá garantizar el suministro de agua en la ciudad. Sin embargo, la CONAGUA advirtió que el Sistema Cutzamala podría agotarse antes de lo esperado y estima que el Día Cero pudiera llegar en junio de 2024. Ya que, en enero, la capacidad del sistema fue del 39.8 %. 

@nmasmedia No solo la Ciudad de México y algunos estados del norte están teniendo crisis de agua. Las presas más importantes del país están por debajo del 50% de su capacidad. #Agua #cdmx #Mexico #conagua #noticiastiktok @N+ Media ♬ sonido original – nmásmedia

¿Qué pasaría si nos quedamos sin agua? 

Como comentábamos, el agua (y su escasez) es importante, porque afectan muchos ámbitos de la vida diaria, no sólo los de alimentación personal. La falta de agua se vería reflejada inmediatamente en aspectos de salud pública (riesgos sanitarios y epidemias, entre ellos), de higiene personal, en la producción de alimentos y en diversas industrias. 

Por mencionar algunos casos concretos:  

  • Las sequías del 2022 afectaron al 60% del territorio nacional. Esto afectó a los cultivos de trigo, maíz y frijol. 
  • Cada año muere un millón de personas como consecuencia de enfermedades relacionadas con la falta de higiene, y que podrían reducirse con el debido acceso a agua potable y saneamiento. 
  • La escasez de agua también podría afectar a una diversidad de industrias en sus procesos, como es el caso de la industria química. 

¿Qué piensan los mexicanos de todo esto? 

De acuerdo con E. Cruz, de Excelsior, “el 65% de los mexicanos están dispuestos a pagar el metro cúbico de agua un poco más caro para fomentar la reutilización de aguas residuales, todo esto con la condición de que los costos económicos sean soportables, se logre la independencia alimentaria y energética”. 

En la misma nota, Cruz comenta que, según un estudio, “el 61 % de los mexicanos está dispuesto a beber agua potable producida a partir del tratamiento de aguas residuales, el 74% está dispuesto a comer alimentos de una agricultura que se sirva de agua reciclada y el 70 % a vivir cerca de plantas depuradoras de aguas residuales”. 

Algunas propuestas para ayudar desde la cocina 

Como ya hemos mencionado con anterioridad, “La huella hídrica es un indicador medioambiental que permite medir la cantidad de agua utilizada en la producción de bienes y servicios”. 

Para reducir la huella hídrica de nuestras actividades en la cocina podríamos guiarnos con tres ideas: 

1) utilizar la menor cantidad posible de agua, 

2) desperdiciar la menor cantidad posible del agua que utilizamos, y 

3) contaminar la menor cantidad de agua posible.  

Esto, por supuesto se puede traducir en actividades y prácticas concretas que generen nuevos hábitos para reducir el desperdicio de agua. Hay que considerar, además, que las actividades en la cocina no se limitan a la preparación de alimentos, sino también a la limpieza y al manejo de los desperdicios que se producen. Aquí te mencionamos algunos ejemplos de acciones que puedes realizar: 

  • Usar menos agua para cocer los vegetales y reutilizar el agua de la cocción. Además, esta misma agua se puede utilizar para regar las plantas. 
  • Lavar los trastes con agua de un recipiente, en lugar de usar agua del grifo. Esto ayuda a regular la cantidad de agua que utilizamos. 
  • No utilizar detergente de trastes para lavar alimentos. Esto reduce la cantidad de agua utilizada y evita que se contamine todavía más agua con los residuos del detergente. 
  • No desechar sólidos ni grasas por el desagüe del fregadero. El aceite y otras grasas pueden contaminar grandes cantidades de agua. 
  •  Descongela los alimentos sin utilizar agua. Basta con bajar los alimentos al refrigerador con 12 horas de anticipación. 

Aunque estas medidas no pretenden resolver el problema, la construcción de nuevos hábitos para el uso y manejo de recursos hídricos, a nivel personal y a gran escala, podría ayudar a construir un mejor panorama para el futuro inmediato. 

¿Sabes de alguna otra forma de mejorar el consumo de agua en casa? 

Por Ulises Granados 

Cargando…

Contenido relacionado

blog-icono-categoria

Marinar: una opción para aumentar el sabor de tus platillos

blog-icono-categoria
Expertos recomiendan

Maridaje de vino y flores en Expo Restaurantes 2022

blog-icono-categoria

5 datos curiosos sobre el chile en nogada

Top