Nota

default

Acciones de restauranteros frente a COVID-19


Calificar o comentar esta Noticia

Varado entre el aislamiento preventivo obligatorio, la sana distancia y las compras de pánico, el ámbito restaurantero enfrenta el reto más desafiante que ha tenido desde el terremoto del 19 de septiembre de 2017: lograr la supervivencia pese al cese de ventas por el COVID-19.

El COVID-19 ha llegado hasta los rincones culinarios más emblemáticos de China, Irán, Italia, Argentina y México. Hasta el día de hoy, la Secretaría de Salud confirma que los portadores del virus van en acenso cada día en nuestro país. Lo anterior nos alerta sobre la rápida dispersión y el alto grado de contagio que la enfermedad tiene. En los supermercados, restaurantes y negocios locales, cada vez es más común ver anaqueles y sillas vacías.

Mientras que el lunes por la mañana algunos restaurantes publicaban en instagram menús para entregar a domicilio, también la gente comenzó a organizarse para formar colectivos y planes de acción. Lo anterior con el objetivo de difundir los esfuerzos de la comunidad mexicana de cocineras y cocineros en estos tiempos difíciles.

 

Pequeños locales: la primera opción

El director de la Cámara de Comercio Servicios y Turismo en Pequeño de la Ciudad de México, Daniel Contreras, menciona que los negocios de barrio dependen de las ventas diarias para pagar los sueldos a sus empleados. El comercio dentro de las colonias es fundamental para la economía local y debería ser la primera opción al momento de tomar una decisión de compra.

El 10 por ciento de los negocios familiares formalmente establecidos están en grave riesgo de bajar definitivamente sus cortinas, al no poder sortear la crisis financiera que ya se avecina”, expuso.

De igual forma, declaró que “el pequeño comercio cumple con la función de ser el primer canal de distribución de alimentos a las familias”. Con la emergencia sanitaria en mente, hacer un esfuerzo por consumir en este tipo de comercio ocasionaría que la gente cocine mucho más en casa. También ayuda a que se vuelvan a formar lazos de lealtad con los productos, así como con la gente encargada de distribuirlos y transformarlos.

Sin embargo, como bien sabemos, la industria de la alimentación se ramifica globalmente sin ningún freno. Si bien es cierto que la contención local ayuda, sin embargo, llegar a una solución de mayor alcance e impacto está todavía estará lejos y requerirá de mayores esfuerzos.

Sustancioso apoyo global

La pandemia ha ocasionado que un sinnúmero de cocineros, académicos y especializados en el rubro, formen colectivos para ayudar a sortear el grave problema. Redes sociales, blogs y revistas han sido el instrumento primario para escuchar la voz de los profesionales de la comida. El resultado, creativo además de conmovedor, ha logrado ofrecer alternativas para mantenernos a flote.

En San Francisco, por ejemplo, se reconoció que los farmer markets son esenciales para motivar a la población a consumir fresco y sano. Por esta razón, se tomaron medidas sanitarias más estrictas, de forma que se logró cierta seguridad de venta en las calles.

Otro ejemplo es lo que sucedió con la organización danesa de cocineros y profesionales de la industria, The Mad Feed. Esta asociación fundada por el chef René Redzepi, en 2011, hizo eco en Million Gallons: una iniciativa de chefs neoyorkinos. Dicha idea tiene el objetivo de atender las necesidades alimentarias de los empleados de restaurantes que se han visto obligados a cerrar por el reciente brote.

Este esfuerzo también se trata de una misión global para cocinar un millón de galones de sopa para repartir gratuitamente. Si el convertidor no nos falla, eso significa que hay cocineros haciendo un esfuerzo global por cocinar alrededor de tres millones de sopas para regalar a los que más lo necesitan.

Delicioso movimiento mexicano

Los colectivos de cocineros mexicanos no se quedan atrás. La industria ha sabido enfrentar la crisis y, tanto medios de comunicación como consumidores, han creado propuestas para mantener a la comida en movimiento.

Las iniciativas de restaurantes para enfrentar la crisis se vuelve cada vez más larga. Hasta el día de hoy podemos encontrar los bonos gastronómicos de Culinaria Mexicana. También están los mapas de Mexplory, que tienen la finalidad de localizar proyectos gastronómicos que ofrecen servicio durante la cuarentena. Incluso hay acciones para facilitar pagos a restaurantes afiliados a apps de entrega a domicilio.

Esto nos dice que a pesar del ambiente tenso, las cosas están avanzando para ir ofreciendo al menos algunas certezas.

En crisis, todos están invitados a la mesa

En estas circunstancias, los alimentos nos recuerdan un hecho importante: al compartirlos creamos lazos y establecemos relaciones sorprendentes. Por lo que a continuación te dejamos una lista de otros proyectos que están haciendo un esfuerzo ante esta crisis.

 

 

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Yolcan (@yolcan_mx) el

 

  • Cuarentena gastronómica es un proyecto que le da voz a personalidades de la industria que quieran compartir consejos de cocina e iniciativas para apoyar a la industria.

 

  • La Secretaría de Turismo impulsa #comeCDMX que es una base de datos pública elaborada en conjunto con medios de comunicación y restaurantes, para encontrarestablecimientos que cuentan con servicio a domicilio. Para conocer la lista da clic en este enlace.

 

  • El restaurante Tierra Adentro hace huacales con despensas semanales abastecidas por sus proveedores de la Central de Abasto de la Ciudad de México, si vives en el centro sur de la ciudad, puedes pedir a domicilio.

 

Éstas fueron algunas propuestas de medios y bloggers para enfrentar la crisis. Si conoces más, añádelas en los comentarios.

Por Daniela Casas

Cargando…