Nota

Nota
Nota

Muy ecofriendly y todo, pero… ¿cómo identifico un producto orgánico?


Fecha:22 de julio de 2019

Autor: Culinaria Mexicana

Calificar o comentar esta Noticia

Las etiquetas en los alimentos –específicamente las que están pegadas en las frutas y verduras– contienen información valiosa para tomar en cuenta al momento de realizar tus compras en el supermercado.

El código PLU (Price Look-up, por sus siglas en inglés) que está pegado en las frutas y verduras, se ha utilizado desde 1988 para facilitar el control del inventario en los almacenes; además, para el consumidor, éstos pueden arrojar información de su lugar de procedencia, variedad, tamaño y tipo de cultivo.

La dependencia encargada de asignar estos códigos, de cuatro o cinco dígitos, es la Federación Internacional para los Estándares de Productos (IFPS), con ellos pretenden optimizar la cadena de suministro de productos frescos tales como frutas y verduras. A continuación, te decimos cómo aprender cómo descifrarlos:

  • Si el código en la estampa tiene un 0 (cero) al inicio y sólo cuenta con cuatro dígitos, significa que esas frutas o verduras fueron cultivados de forma convencional y utilizan pesticidas, por ejemplo, #XXXX.
  • Si la fruta o verdura tiene en su etiqueta un código de cinco dígitos que empieza con el número 8, significa que está genéticamente modificada, y es probable que sea una fruta fuera de temporada o importada de cualquier otro país. Por ejemplo, #8-XXXX.
  • Si la etiqueta tiene un código de cinco dígitos y empieza por el número 9, entonces indica que se ha cultivado sin pesticidas, ni fertilizantes industriales, es decir, se trata de un producto orgánico que se cultiva, cosecha y procesa utilizando métodos naturales, 9-XXXX.

Consumir productos orgánicos de origen mexicano garantiza el cuidado de tu salud, ya que los alimentos no contienen químicos, ni colorantes artificiales. Además, la producción orgánica no agrede al medio ambiente con el uso de pesticidas ni semillas genéticamente modificadas; por el contrario, mejora la salud del agroecosistema y los ciclos biológicos, de acuerdo con la FAO (Food and Agriculture Organization, por sus siglas en inglés).

No te dejes engañar

Además de cumplir con los requisitos que estipula el código IFPS, no olvides que para que un producto orgánico pueda considerarse como tal, debe estar certificado por una autoridad competente; en su etiqueta debe portar un sello de “Orgánico Certificado” que acredite la autenticidad de este.

En México la institución autorizada para otorgar dicha certificación es la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (SAGARPA). Los productos deben cumplir con los requisitos estipulados en la Ley de Productos Orgánicos, misma que se creó en el 2006 y se compone de reglamentos, lineamientos y un sello.

Sello Sello "Orgánico Certificado" expedido por SAGARPA

Recuerda que no es lo mismo un producto orgánico que uno artesanal; no porque los productos que se utilicen para la realización de éste sean de origen natural, significa que el proceso con el que fueron elaborados también lo es.

Para tener en cuenta…

Hasta el momento, los códigos PLU no son obligatorios, ya que no están regulados por las agencias gubernamentales; la mayoría de los que lo utilizan (cerca de 1 400 productores) lo hacen para facilitar el manejo en las tiendas de almacén, y para obtenerlos deben atravesar por un proceso de aplicación y evaluación llevado a cabo por la IFPS.

¡Que no te den gato por liebre! Actualmente existe una lista de productores certificados de opciones orgánicas que puedes consultar a través de la web.

Si ya fuiste víctima o sospechas de alguna anomalía, existe un consejo de vigilancia que puede investigar a fondo tu caso. ¡Repórtalo en la página de Impulso Orgánico Mexicano A.C.!

Cargando…

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *