receta-img

Frijoles charros

Una especialidad del norte de México que puede servirse como sopa o acompañamiento.

Ricardo Muñoz Zurita

Tiempo total: 10:10:00
Dificultad: Fácil
Categoria: Guarniciones y acompañamientos
3498
Rendimiento: 6 porciones
Preparación: 00:10:00
Cocción: 02:00:00
Reposo: 08:00:00

Ingredientes

  • 250 g de frijoles bayos

  • 3 Ɩ de agua

  • 100 g de tocino rebanado y cortado en trozos de 1 cm de largo

  • 150 g de longaniza o chorizo cortado en trozos de 3 cm de largo

  • 150 g de cebolla blanca picada

  • 1 cucharada de ajo picado finamente

  • 200 g de jitomate picado

  • 3 chiles de árbol secos, enteros

  • ½ taza de cilantro fresco picado

  • sal al gusto

Guarniciones (opcional)

  • 50 g de chicharrón partido en trocitos

  • 2 cucharadas de chile jalapeño picado finamente

  • ¼ de taza de cebolla blanca picada finamente

  • 4 limones partidos por mitad

Introducción

Cuando las familias o los amigos se reúnen para hacer una fiesta o carne asada, siempre alguien trae una receta similar a ésta: frijoles caldosos con otros ingredientes, como tocino y chorizo.

Se toman como sopa o como acompañante de otros alimentos. De esta misma receta surge otra variante: los llamados “frijoles borrachos”, a los que simplemente se les añade cerveza al final de la cocción. Aunque hoy esta receta es conocida en muchas partes de México, su origen está en los estados del norte del país. En Coahuila, en general, se prepara con frijoles bayos o flor de mayo; en Tamaulipas y Nuevo León se utilizan a veces frijoles canarios.

Procedimiento
  1. Coloque los frijoles en una olla, cúbralos con agua fría y déjelos remojar toda la noche para que se hidraten. Drene y deseche el agua.
  2. Cueza los frijoles con agua hasta que estén suaves; en olla de presión, por 20 minutos, y en una olla normal, 2 horas. (En caso de no remojarlos previamente, el tiempo de cocción aumentará.)
  3. Fría el tocino en una cazuela a fuego medio hasta que se dore ligeramente y suelte su grasa; agregue la longaniza o el chorizo, deje dorar un poco y añada la cebolla, el ajo, el jitomate y los chiles; deje que todo se sofría muy bien.
  4. Cuando los frijoles estén cocidos y suaves, añada el sofrito del tocino al caldo y deje cocer durante 20 minutos más.
  5. Pruebe, ajuste de sal y agregue el cilantro poco antes de servir los frijoles.
  6. Sirva bien caliente en platos hondos o tazones procurando que en cada uno haya suficientes frijoles, tocino, longaniza y componentes del preparado.
  7. De esta forma, el platillo está completo; los comensales pueden añadir las guarniciones al gusto.

Libro de procedencia

Los clásicos de la cocina mexicana
Cargando…