3 panes africanos de los que se habla poco

África es un continente que también ofrece una amplia variedad de panes harto interesantes tanto por su origen y cultura como por su sabor. Hoy te presentamos 3 panes africanos que probablemente no conocías.

Cultura culinaria

Podríamos decir que hay tantos tipos de panes como países en el mundo. Sin embargo, la panadería europea y americana suelen ser las más consumidas y la más conocidas. No obstante, África es un continente que también ofrece una amplia variedad de panes harto interesantes tanto por su origen y cultura como por su sabor.

¿Por qué no son tan conocidos los panes africanos?

Aunque el pan es alimento muy apreciado en el mundo, existen muchos tipos panes que por estar fuera del canon occidental sólo se consumen de manera local. Tal vez una de las razones principales se deba a que el pan —o el concepto de pan— está ligado al trigo como ingrediente principal, así como al acto de hornear. Pero no en todos los países es utilizado este ingrediente ni tampoco se cocinan al horno o se usa levadura.

Por ejemplo, en algunas naciones de África los cultivos de trigo no son tan comunes, por lo que el pan se hace con otros granos como el mijo y el sorgo. Además, la idea del pan horneado esponjoso, crujiente por fuera, suave por dentro y blanco está muy arraigada al imaginario occidental, lo cual no siempre coincide con las formas de panes tradicionales del continente africano. Entonces, si tuviéramos un pan como uno de los que hablaremos a continuación, no serían tan fácil de reconocer, pues éstos se preparan en sartenes, planchas o superficies planas calientes; algunos, incluso, se fríen. Aquí los tres panes africanos más importantes.

Sabaayad de Somalia

También es conocido como kimis , es un tipo de pan plano tradicionalmente consumido en Somalia y Yibuti, ambos países de África Oriental. Se relaciona estrechamente con el paratha, un pan de la India que fue traído por los trabajadores de este país que a su vez, fueron llevados por los ingleses.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Susana (@selsuz)

El sabaayad se consume durante el desayuno o la cena y es elaborado a partir de masa de harina, agua y sal. Así como el paratha, se enrolla en cuadros o círculos para después freírse ligeramente en un sartén plano.

Tradicionalmente para el desayuno, se puede acompañar con carne de camello seco, cecina de ternera y, a veces, huevos fritos. Por otro lado, al mediodía se comen con puchero o bien, pueden usarse complementos dulces como miel o mermelada.

Injera de Etiopía

El pan injera o ínyera es de origen etíope y ampliamente usado en Eritrea. Es el platillo más importante en Etiopía. Por su forma grande y circular, como una crepa o tortilla, sirve como plato en el que se ponen los alimentos; también se usa como utensilio, con un uso parecido a las tortillas en algunas preparaciones.

Tradicionalmente se hace con masa fermentada de harina de teff, una semilla rica en calcio hierro y libre de gluten de aproximadamente 1 mm de diámetro, que se produce en Etiopía, Eritrea, India y Australia. También se puede hacer injera con cebada o trigo, pues la producción de la semilla de teff suele ser limitada y costosa para la mayoría de los hogares etíopes.

Dado que la semilla de teff tiene diferentes colores, es posible encontrar injera en diferentes tonos: nech (blanco), key o quey (rojo) y sergegna (mixto). Para preparar este pan, la harina se mezcla con agua y se le agrega ersho, un líquido amarillo claro que se acumula en la superficie de la masa para promover la fermentación y que se recolecta de fermentaciones anteriores.

El injera es el acompañamiento tradicional del Doro Wat, un guiso de pollo picante que es el plato nacional de Etiopía.

Puff-puff de Nigeria

Es un bocadillo tradicional que forma parte de la comida callejera de Nigeria. Su consumo se extiende a varios países del continente, tales como Ghana, Guinea, Costa de Marfil, Congo, Angola, Camerún, entre otros. El nombre de éste pan cambia en todos estos países pero la forma de preparación es prácticamente la misma.

Son bolitas de una masa (hechas con harina, levadura, azúcar, mantequilla, sal, agua y huevo) que se fríen en aceite vegetal hasta que se tornan de un color dorado marrón. Una vez fritas, se pueden acompañar con platillos salados o dulce.

Ahora que conocemos un poco más acerca de estos panes africanos, podrás reconocerlos y apreciar su sabor con un poco más de contexto. Intenta hacerlos también en casa, pues no son difíciles de preparar y seguramente añadirán un toque diferente a tu comida diaria.

Por Alina Hernández

Fuentes consultadas:

African Bites, “Puff-puff (Deep Dried Dough)”, Imma. (27/07/22)

Daring Gourmet, “Authentic Injera”, Kimberly Killebrew. (26/07/22)

Demand Africa, “African Bread: A Breakdown”, Demand Africa. (26/07/22)

Xawaash. Somali Food Blog, “Somali Chapati (Sabaayad) Chapati Somali”, Annaga. (25/07/22)

Contenido relacionado