Fruta del monje: origen, usos, beneficios y desventajas

La fruta del monje es un edulcorante natural originario de China. Este endulzante tiene sus beneficios, conoce más sobre sus beneficios, aquí.

Comida y bebida

En años recientes, los edulcorantes naturales como la estevia o el jarabe de maple han ganado popularidad. De entre ellos, seguramente has escuchado hablar de la fruta del monje. Aquí te contamos sobre su origen y beneficios. 

¿Qué es la fruta del monje y por qué se llama así? 

Su nombre científico es Siraitia grosvenorii, pero la conocemos como la fruta del monje o monk fruit y es el fruto de una planta enredadera de la familia de las cucurbitáceas originaria del sur de China, donde se le conoce como luo han guo. Según comenta Ana Vilarrasa en una nota para el portal Mejor con salud, existen registros del siglo XIII de que esta planta ya se utilizaba como remedio natural para una variedad de padecimientos (resfriados, dolor de garganta, estreñimiento) en la región montañosa de Guilin 

La fruta del monje es redonda, no rebasa los 7 centímetros de diámetro y su color, dependiendo de lo madura que esté, puede variar entre amarillo, verde o café.  El interior de la fruta suele consumirse fresco, mientras que la cáscara se utiliza para elaborar infusiones, y que no fue sino hasta los años 80 del siglo pasado que se reportaron los primeros hallazgos de sus propiedades edulcorantes en Inglaterra.  

Para obtener el edulcorante de la fruta del monje, se separan las semillas y la piel de la fruta y el resto se prensa. De este modo se obtiene un jugo de color café que es entre 150 y 200 veces más dulce que el azúcar. A diferencia de otros edulcorantes, su dulzura no proviene de fructosa o glucosa, sino de unos antioxidantes llamados mogrósidos, que se separan del jugo de la fruta recién prensada. De este modo, se obtiene un endulzante sin contenido calórico. 

Beneficios y desventajas de la fruta del monje 

El fruto del monje tiene diferentes beneficios para la salud; sin embargo, su consumo puede representar algunos riesgos. Veamos las contraindicaciones y las ventajas más importantes. 

  • Índice glucémico

En su presentación líquida, no eleva los niveles de azúcar en la sangre, sin embargo, en una nota de Paulina Gutiérrez para Food & Wine, se menciona que “La mayoría de las marcas que procesan la fruta del monje sólo la mezclan con un mínimo porcentaje de eritritol”, el cual sí puede afectar a los niveles de azúcar en la sangre. 

  • Alergias 

En palabras de Vilarrasa: “El riesgo más destacado podría presentarse en forma de reacción alérgica. Las personas con alergia a las plantas de la misma familia (calabaza, sandía o melón), quizás deberían tener más precaución con su consumo”. 

  • Costo 

Debido a que su cultivo y procesamiento resulta un tanto complicado, su costo es más elevado que el de otros edulcorantes del tipo. A esto se suma que el 90% de su producción se realiza en la provincia china de Guangxi, por lo que resulta complicado satisfacer la creciente demanda a nivel mundial. 

  • Amigable con el sistema digestivo

Otros edulcorantes contienen azúcares que se fermentan en el colón, por lo que pueden provocar hinchazón, gases o diarrea.  

  • Impacto benéfico en la salud 

Puede tener propiedades antiinflamatorias y, debido a que ayuda a contrarrestar la acción de los radicales libres, se relaciona con un menor riesgo de padecer problemas de salud como la ateroesclerosis o enfermedades inflamatorias, por lo que puede ayudar a bajar de peso. 

Principales usos del monk fruit 

Este endulzante se puede utilizar para bebidas como café o té, para productos lácteos tale como kéfir, malteadas, helados, y para sustituir el azúcar en bizcochos, panes y postres, aunque hay que considerar que en estos últimos puede modificar, además del sabor, la textura y apariencia final del producto. 

Si has pensado en darle una oportunidad y probar algunas recetas endulzadas con fruta del monje, acá te dejamos dos opciones que encontrarás en nuestro sitio: unos hot cakes keto con calanzanas y un smoothie de aguacate y romero 

Datos curiosos  

Veamos algunos datos importantes sobre este edulcorante natural. 

  • Aunque su aspecto es similar al de una lima o un kiwi, la fruta del monje es parte de la familia de las calabazas (Cucurbitaceae), junto con el pepino, los melones y los calabacines. 
  • El nombre científico de la fruta del monje, Siraitia grosvenorii, es un homenaje a Gilbert Hovey Grosvenor, expresidente de la National Geographic Society (NGS). Esto se debe a que la NGS ayudó a financiar una expedición a China en la década de 1930 para encontrar la planta en su hábitat natural. 
  • La fruta del monje debe su nombre a los monjes budistas arhat que cultivaron la fruta hace ocho siglos en las regiones montañosas de Guilin, al sur de China. Lo han guo en mandarín; literalmente traducido, significa “fruto de arhat”. 
  • Se comercializa en dos presentaciones: líquido y polvo. El polvo, por lo general, tiene más aditivos, por ejemplo, se combina con eritritol para facilitar su manejo y dosificación.  

¿Has utilizado fruta del monje en tus recetas? ¿Qué diferencias encuentras con otros edulcorantes, ya sean naturales o artificiales?  

 

Por Ulises Granados 

Cargando…

Contenido relacionado

blog-icono-categoria

Experiencias por México: Oaxaca Flavors

blog-icono-categoria

Kampachi: La sustentabilidad que está salvando al mar de Cortés

blog-icono-categoria
Comida y bebida

Vermut: El aperitivo que no pasa de moda

Top