¿Qué comer (y no) en una dieta keto?

La dieta keto es una forma efectiva, rápida y sencilla de bajar de peso, siempre y cuando esté supervisada bajo un especialista. Actualmente su auge ha sido también punta de lanza para cuestionarse sobre los alimentos que se pueden (y no) consumir en una dieta keto.

¿Qué es una dieta keto?

La dieta keto (palabra adoptada del término en inglés ketogenic) es una manera de alimentarse que ha tenido auge gracias a personajes mediáticos e influencers que dan fe de su eficacia. El fundamento es la reducción de la ingesta de carbohidratos a cantidades mínimas, priorizando el consumo de grasas y, en menor medida, de proteínas. Esta alimentación tiene el objetivo de que el cuerpo entre en la llamada cetosis, un proceso metabólico que hace que la grasa corporal sea la principal fuente de energía del organismo.

 

Te puede interesar: ¿Cómo nació la dieta keto? Conoce su historia, aquí.

 

Los orígenes de este régimen están en la medicina, cuando los médicos notaron que reducir el consumo de carbohidratos era útil para tratar la epilepsia refractaria. Sin embargo, antes de adoptar esta dieta lo mejor es consultar a un profesional de la salud. Como en cualquier dieta, el problema es saber qué comer y no comer cuando la estás comenzando a continuación conoce algunos alimentos keto.

 

Ingredientes keto para cocinar

Contar con una guía visual sobre cómo alimentarnos es una herramienta útil. En México, se cuenta con el Plato del bien comer y a nivel internacional, la ONU, estableció la Pirámide de la alimentación. La Pirámide keto cumple la misma función al mostrarnos de forma fácil lo que debemos comer para lograr un estado de cetosis.

Imagen: La Pirámide keto está conformada por 4 niveles: Carnes de origen animal y grasas vegetales; Verduras bajas en carbohidratos, Quesos y lácteos; y Bayas.

Imagen: La Pirámide keto está conformada por 4 niveles: Carnes de origen animal y grasas vegetales; Verduras bajas en carbohidratos, Quesos y lácteos; y Bayas.

 

Carnes de origen animal y grasas vegetales

En la base de la pirámide están los alimentos que debemos de comer con más frecuencia. Es decir, que hay que incluir carnes (grasas y magras) y alimentos de origen animal como pescado, huevo, pollo o tocino. Asimismo, hay que priorizar el consumo de grasas vegetales como el aguacate; linaza; aceite de coco, de oliva o de aguacate; aceitunas, entre otros.

 

Verduras bajas en carbohidratos

Las verduras que crecen por encima de la superficie son bajas en carbohidratos. Un ejemplo de ello son los pepinos, las calabazas, los espárragos, las espinacas y hasta los champiñones y el huitlacoche. Por otro lado, tenemos las verduras crucíferas como la col rizada (o kale), la col, el brócoli, la coliflor o las acelgas además de ser bajas en hidratos de carbono, también aportan fibra, vitaminas y minerales.

 

Quesos y lácteos

Por fortuna, los quesos pueden incluirse en la dieta keto. Sin embargo, hay que cuidar que no tengan almidón como aditivo y deben ser deslactosados ya que la lactosa es un carbohidrato. En este caso, hay que preferir los quesos maduros o semimaduros, como el queso parmesano, el queso manchego o el queso Cotija pues tienen menor contenido de lactosa. Asimismo, puede utilizarse leches y cremas deslactosadas o productos sucedáneos como es el caso de la leche de almendras o el queso de soya.

 

Bayas

Las bayas pertenecen al nivel más pequeño de la pirámide, puesto que es el único alimento del grupo de las frutas que se puede consumir por su bajo contenido de carbohidratos. El limón también está permitido, siempre y cuando, su consumo sea moderado.

 

Edulcorantes, espesantes y harinas

Como algunos edulcorantes (miel, azúcar, piloncillo), espesantes (fécula) y harinas (trigo, avena, arroz y maíz) están prohibidas en la alimentación keto, por lo que se necesitan de algunos otros ingredientes para hacer preparaciones como hot cakes, pan para hamburguesa, waffles, entre otros. Para dicho fin, es posible usar edulcorantes como el fruto de moje, el eritritol o la estevia; espesantes como la goma xantana, el psyllium o la grenetina; y harinas como la de almendra, coco, o linaza.

 

Cocinar para una dieta keto no es gran complicación, pero si lo que quieres es conocer algunas propuestas interesantes, da clic aquí y aprende a hacer desde pozole keto hasta hamburguesas bajas en carbohidratos.

Por Miguel Guzmán

Cargando…

Contenido relacionado

Top