• Lisa Linder

Helado de ajonjolí y caramelo

El ajonjolí aporta una intensidad deliciosa a este helado, no te quedes sin probarlo

Luiz Hara

Luiz Hara

Tiempo total: 02:30:00
Dificultad: Fácil
Categoria: Postres y dulces
59872
Rendimiento: 2.5 litros
Preparación: 00:30:00
Congelación: 02:00:00

Ingredientes

Crujiente de ajonjolí

Helado de ajonjolí

  • 750 ml de leche

  • 600 ml de crema para batir

  • 2 huevos

  • 4 yemas

  • 160 g de azúcar glass

Introducción

El crujiente de ajonjolí en esta receta aporta un intenso sabor a caramelo y a nueces tostadas. Es ideal para acompañar las Gyozas de plátano y crema de cacao y avellanas.

Procedimiento

Crujiente de ajonjolí

  1. Ponga sobre fuego medio un sartén antiadherente con el ajonjolí; muévalo ocasionalmente hasta que tenga un color dorado uniforme, pero sin que se queme. Retírelo del fuego y déjelo enfriar.
  2. Cubra una charola para hornear con un tapete de silicón. Lave un sartén antiadherente con agua caliente para eliminar todo rastro de grasa que pueda tener. Séquelo y póngalo sobre el fuego con el azúcar; cuando se derrita, añada el ajonjolí y mézclelo bien. Deje que el caramelo se dore ligeramente y vierta la preparación sobre la charola con el tapete de silicón. Reserve.

Helado de ajonjolí

  1. Ponga una olla sobre el fuego con la leche y la crema para batir; caliéntelas hasta que alcancen los 65 °C.
  2. Bata los huevos con las yemas y el azúcar glass hasta que la mezcla se blanquee y esponje. Incorpórele una tercera parte de la crema caliente, sin dejar de mezclar para evitar que los huevos se cuezan. Vierta esta mezcla en el resto de la crema y cueza la preparación a fue­go medio, mezclándola constantemente durante 5 minutos o hasta que la preparación cubra el dorso de una cuchara. Evite sobrecocer la crema; de lo contrario, podrían formarse grumos.
  3. Transfiera la preparación a un tazón y colóquelo sobre un recipiente más grande que el primero con agua y hielos.
  4. Trocee con las manos el crujiente de ajonjolí, colóquelos en un mortero o molcajete y presió­nelos hasta obtener trozos muy pequeños. Incorpórelos a la mezcla de helado, cubra el tazón con plástico autoadherente y refrigérelo durante 1 noche, o el mayor tiempo que le sea posible.
  5. Vierta la preparación en una máquina para helados y siga las instrucciones de la máquina. Colóquelo en un recipiente con tapa y congélelo (ver Nota).
  6. Saque el helado del congelador 10 minutos antes de servirlo.

Información adicional

Nota

Si no tiene una máquina para hacer helados, congele la preparación durante 2 horas, sáquela y muélala en un procesador de alimentos. Congélela de nuevo durante 2 horas y repita la operación tres veces más.

Libro de procedencia

Libro de procedencia

Cocina nikkei
Cargando…