Salsa gravy

Esta receta no solo es versatil sino deliciosa.

Dificultad: Fácil
Categoría: Salsas
85772
Preparación: 00:10:00
Cocción: 00:30:00

Ingredientes

  • 2 cucharadas de aceite
  • 110 g de cebolla, picada finamente
  • 2 cucharadas de mantequilla
  • 35 g de harina de trigo
  • 720 ml de caldo de pollo, caliente (también puedes utilizar fondo de res o de vegetales)
  • 55 g de crema ácida (opcional)
  • sal y pimienta negra molida, al gusto

Libro de procedencia

Introducción

La salsa gravy es una de las favaritas de muchos y compañero indispensable de recetas como el puré de papa, pollo frito, pavo, entre muchas otras. En esta ocasión, te enseñamos una versión sencilla para que la prepares rápidamente sin pasar todo el día en la cocina.

Procedimiento

  1. Caliente el aceite en una cacerola a fuego bajo. Añada la cebolla picada y cueza removiendo constantemente hasta que se acitrone.
  2. Agregue la mantequilla y cuando se funda, añada el harina. Mezcle constantemente todos los ingredientes con ayuda de un batidor globo hasta que obtenga una salsa espesa y ligeramente dorada.
  3. Vierta el caldo de pollo, mezcle y deje que la preparación se reduzca por 15 minutos. Si desea una salsa más espesa y con mayor sabor, incorpore la crema ácida y cueza por 2 minutos más.
  4. Salpimente al gusto y retire el gravy del fuego. Viértalo en una salsera y resérvelo en un lugar caliente hasta su uso.

Información adicional

La salsa gravy también puede elaborarse con fondo de res o de vegetales.