El mundo de las mujeres en la cocina, una historia con no pocos obstáculos

Hoy en día, se reconoce y enaltece la labor que han hecho miles de mujeres en la cocina a lo largo de la historia en el ámbito gastronómico. Aunque su papel es constante, también ha sido desvalorizado y relegado.

Tendencias

La cocina es un espacio atravesado no sólo por historia, disciplinas y técnicas. También es un lugar que ha permitido transformar y poner en discusión diversas situaciones sociales. Un ejemplo de ello es la entreverada relación que hay entre las mujeres y la cocina.  

Esto tiene origen en la arbitaria obligación que los roles de género han dado a las mujeres, asumiéndolas como las encargadas de nutrir y alimentar a los miembros de la familia y la sociedad en general. 

Aunque en los últimos años estos roles han sido cuestionados y se ha intentado erradicarlos, sigue existiendo la idea de que las mujeres están obligadas a dar de comer y cocinar, pero en un lugar apartado: la casa. Si salen de casa y cocinan en un restaurante o establecimiento, las cosas cambian. 

¿Cuál es la situación de las mujeres en la gastronomía? 

A diferencia de los chefs varones, las mujeres son más cuestionadas con respecto a sus decisiones y capacidades de liderazgo. Ya sea en puestos directivos o no, 70% de las mujeres que trabajan en el sector restaurantero han sufrido violencia 

Aunado a esto, sigue siendo preocupante que la desigualdad de género provoque que menos restaurantes estén dirigidos por mujeres, y que ganen 28% menos que los hombres por el mismo trabajo, como bien lo dijimos aquí, a causa del machismo. 

v

En este sentido, en los establecimientos de comida está desapareciendo la figura de la mayora, cuyos aportes durante muchos años no fueron valorados de la misma forma que la de los cocineros varones. Hoy en día, esta situación está cambiando y tanto las mayoras como las cocineras tradicionales están recuperando la posición de expertas y transmisoras de conocimiento culinario. 

De la obligación a la revolución 

Aunque el contexto puede ser desalentador, éstos y otros factores han hecho que las mujeres comiencen a transformar sus lugares y labores en la cocina y, a partir ahí, apropiárselos y resignificarlos. 

La cocina debe ser un espacio seguro para todas las mujeres. Fuente: Archivo fotográfico de Larousse Cocina.

La cocina debe ser un espacio seguro para todas las mujeres. Fuente: Archivo fotográfico de Larousse Cocina.

Cada vez más mujeres chefs, cocineras o profesionales de la gastronomía son reconocidas por su talento, creatividad y aportes culinarios. Igualmente, muchas de ellas han creado redes de apoyo y comunidad para alzar la voz contra las desigualdades y opresiones que viven en sus propias cocinas o espacios de trabajo. 

Definitivamente, la relación de las mujeres con la cocina ha cambiado para bien. Muchos logros se han alcanzado, pero no los suficientes como para que dejemos de hablar del tema. La cocina debe ser siempre un espacio seguro para todas las mujeres. 

 

Por Alina Hernández 

Fuentes consultadas: 

Animal Gourmet, “Más mujeres en las cocinas de los restaurantes y en la industria gastronómica, por favor”, Animal Político, (25/02/23).  

Redacción, “70% de las mujeres que trabajan en restaurantes han sido acosadas sexualmente”, La Opinión, (25/02/23).  

Redacción, “Restaurantes top, entre explotación, abusos y acoso sexual”, La Silla Rota, (25/02/23). 

Zavludovsky, Gina “Mujeres y empresas: tendencias, estadísticas y debates conceptuales”, Revista mexicana de ciencias políticas y sociales (25/02/23). 

Cargando…

Contenido relacionado

blog-icono-categoria

Cómo elegir y cocinar el corte de carne correcto

blog-icono-categoria
Tendencias

¿Qué es el pisco? el preciado aguardiente sudamericano

blog-icono-categoria
Comida y bebida

¿Qué es el umami? Características del quinto sabor

Top