Mitos y supersticiones sobre la preparación de los tamales

Conoce los diferentes mitos que existen al momento de preparar tamales, si es mejor prepararlos de buenas, o bailar y cantar para que salgan deliciosos.

Cultura culinaria

No se debe cocinar tamales con hambre, en cambio, hay que cantarles y evitar contar chismes mientras se cocinan. ¿Quieres saber más sobre estas creencias? En este artículo hablamos sobre los distintos mitos y supersticiones alrededor de la preparación de los tamales. 

Supersticiones gastronómicas 

Alrededor del mundo existen una gran cantidad de supersticiones relacionadas con la comida, con su preparación, con su ingesta, etcétera. Es de sobra conocida la cualidad antivampírica del ajo; hemos escuchado que si tiramos sal en la mesa debemos echar una pizca sobre nuestro hombro izquierdo para evitar la mala suerte y, por supuesto, que soplar las velas del pastel de cumpleaños nos otorga un deseo, siempre y cuando no lo digamos en voz alta. Brindar con agua se considera de malagüero, lo mismo que poner el pan al revés sobre la mesa. 

En la cocina mexicana, también existen creencias de este tipo. A continuación, te contamos sobre algunos de los mitos que se han creado alrededor de la preparación de los tamales. 

¿Cuáles son esas creencias?

Los tamales son un platillo de suma importancia en la gastronomía mexicana y se consumen regularmente durante el año, aunque cobran mayor importancia en las celebraciones patrias de septiembre y, en especial, el 2 de febrero, día de la Candelaria, y día en que se paga la deuda contraída el 6 de enero, con la rosca de reyes 

Así pues, la producción y el consumo de tamales aumenta en gran medida durante estas fechas, por lo que existen una serie de creencias y prácticas que aseguran la cocción adecuada de cada tanda. Veamos de qué se trata. 

1.- Bailar

De acuerdo con una lista de elaborada por la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (SAGARPA), el mito más popular es el de bailar la olla. Esto quiere decir que, después de colocar los tamales en la olla, se debe “bailar” o agitar para que los tamales se cuezan adecuadamente. Hay quienes creen (y ponen en práctica) que quien debe de bailar es quien cocina y no la olla. 

2.- Cantar

Otra de las creencias sugiere que las cocineras deben cantarle a los tamales mientras se cocinan, es decir, cuando la olla se encuentra ya sobre el fuego, con la finalidad de evitar que resulten agrios. 

3.- De buenas y sin chismes

Se sabe que cocinar de mal humor suele ser contraproducente. En caso de cocinar una salsa, se sabe, quedará picosísima; en el caso de los tamales, es probable que no esponjen bien. Por otro lado, para evitar los chismes se acostumbra a poner un arete a la olla. Es decir, se le amarra un trozo de hoja de maíz a la olla en una de las asas. 

4.- Amasar hasta que duelan los brazos 

Aunado a esto, la costumbre es que lo amase una sola persona y siempre con la misma mano, por ello es natural que el brazo termine adolorido, puesto que la masa es densa y pesada. Por ello es cierto que, de no ser bien amasados, es probable que los tamales salgan apelmazados. 

5.- Darle sabor a la masa y esponjar la masa con tequesquite  

Una de las recomendaciones es que, durante la elaboración de la masa de tamales, se agregue agua hirviendo con cáscara de tomate y tequesquite o tequixquitl, una sal mineral que se emplea en la cocina tradicional mexicana como levadura, principalmente. 

@laroussecocinamx El tequesquite es un ingrediente prehispánico que tiene relación con los esquites. #tequesquite #esquites #elotes #cdmx #comidamexicana ♬ Good Vibes – Rerewrpd

6.- Evita comer un tamal que se haya pegado a la olla

Se cree que esto es de mal agüero. De acuerdo con lo escrito por Bernardino de Sahagún en su Historia general de las cosas de la Nueva España: “Algunos se [pegan] a la olla, como la carne cuando se cuece y se pega a la olla. Decían que el que comía aquel tamal pegado, si era hombre, nunca bien tiraría en la guerra las flechas, y su mujer nunca pariría bien. Y si era mujer, que nunca pariría, que se la pegaría el niño dentro”. 

 

Por supuesto, existen más mitos, por ejemplo, que si la cocinera está embarazada los tamales saldrán “pintos», es decir, con partes cocidas y partes crudas. También se dice que es buena idea persignar los tamales antes de ponerlos a cocer. ¿Conoces alguna otra supertición alrededor de la preparación de los tamales? 

No olvides que puedes encontrar muchas recetas de tamales en nuestro sitio. Si quieres probar tamales un poco fuera de lo habitual, te recomendamos que le eches un ojo a los tamales canarios, o a los tamales de nata con pollo. 

Por Ulises Granados

Cargando…

Contenido relacionado

blog-icono-categoria
Tendencias

Meat Diversity: una iniciativa para y por la comunidad LGBTIQ+

blog-icono-categoria

Jorge Vallejo: perseverancia culinaria

blog-icono-categoria

¿Cuál es la diferencia entre caldos, consomés y sopas?

Top