Permacultura: qué es, conceptos y principios éticos

En este artículo explicamos qué es la permacultura, sus 12 principios, los tipos que existen y los pasos para construir un futuro con prácticas alimentarias sostenibles.

Tendencias

¿Has escuchado hablar de la permacultura? Probablemente sí, dado que este sistema de principios y prácticas agrícolas surgió hace un tiempo y ha ganado popularidad en años recientes debido a los problemas medioambientales que enfrentamos hoy. Problemas como la crisis hídrica y otras consecuencias medioambientales negativas derivadas del ritmo de producción y consumo promovido por el capitalismo y la globalización. Pero ¿conoces su origen? ¿Sabes en qué consiste o por qué principios se rige? Aquí te contamos al respecto. 

¿Qué es y cómo se originó? 

La palabra “permacultura” fue propuesta por Bill Mollison y David Holmgren en 1978 y surge de la unión de dos palabras inglesas: “permanent” y “agriculture”. Es decir, agricultura permanente. Sin embargo, con el paso del tiempo y la incorporación de más prácticas y disciplinas, el término se amplió a “permanent” y “culture”: cultura permanente. Esta ampliación incluyó otras disciplinas, como la economía, la arquitectura, o la educación, para tener un impacto benéfico en el medioambiente, en las prácticas productivas y en el bienestar físico y emocional de la gente. 

Es cierto que la permacultura se fundamenta en una serie de principios. Y, como sugería su nombre en un principio, se pensó en un principio como “un sistema de diseño agrícola y social que busca crear sistemas sostenibles y regenerativos que trabajen en armonía con la naturaleza”. Pero en palabras de uno de Bill Mollison, la permacultura es “una filosofía para la creación de ambientes humanos sostenibles y productivos, en equilibrio y armonía con la naturaleza”. De ahí que se pueda hablar de principios, y sobre todo de principios éticos. 

Veamos de qué se tratan estos principios.  

Los 3 principios éticos 

La permacultura se rige por tres principios éticos de gran importancia: 

1) El cuidado de la tierra. La tierra es la base para que todos los sistemas de vida perduren y se multipliquen. Por ello, este principio primero refuerza la importancia de una tierra saludable, sin la cual los seres humanos no pueden desarrollar sus demás cualidades. 

2) El cuidado de las personas. Todas las personas tienen derecho de acceder a los recursos necesarios para su existencia. Esta idea abarca, además de los recursos materiales, al conocimiento, dado que éste es indispensable para la formación de ciudadanos comprometidos, responsables y productivos. 

3) Compartir los excedentes. En una conferencia impartida en el marco del congreso Oficios Gastronómicos 2024, Fuensanta Cué Ochoa explicaba este principio con una frase: “toma sólo lo que necesites y utiliza todo lo que has tomado”. Cabe destacar que este principio también contempla la importancia de compartir el conocimiento. 

Y los 12 principios de la permacultura 

David Holmgren postuló los siguientes principios como base de la permacultura: 

1) Examinar e interactuar. Observar para comprender el funcionamiento de los ecosistemas y actuar con la menor interferencia posible en el medio. 

2) Captar y almacenar energía. Utilizar eficientemente las fuentes de energía y los recursos, además de almacenar los excedentes para tiempos de escasez o necesidad. 

3) Obtener un rendimiento. Asegurarse de que los procesos establecidos sean productivos y satisfagan las necesidades actuales, sin comprometer futuras. 

4) Aplicar la autorregulación y aceptar la retroalimentación. Se trata de prevenir la sobreexplotación a través de procesos eficaces de autorregulación y el reconocimiento de las respuestas de la naturaleza a dichos procesos. 

5) Usar y valorar los recursos y servicios renovables. Aprovechar los recursos de la naturaleza (viento, biomasa, sol) y anteponer el uso de recursos renovables al de recursos fósiles. 

6) Producir sin desechos. Valorando los recursos y recordar: rechazar, reducir, reutilizar, reparar y reciclar. 

7) Diseñar desde patrones hacia los detalles. Los patrones de la permacultura deben desarrollarse mediante la observación de procesos naturales exitosos. 

8) Integrar más que segregar. Favorecer la integración y diversidad de los elementos en lugar de fomentar la competencia entre ellos. 

9) Utilizar soluciones lentas y pequeñas. Respetar los tiempos naturales y apostar por cambios en pequeña escala, pues requieren menos recursos y son más productivos a largo plazo.  

10) Utilizar y valorar la diversidad. Es decir, fomentar la conservación y ampliación de la diversidad de los sistemas favoreciendo su autorregulación a largo plazo. 

11) Usar los bordes y valorar lo marginal. Comprender el funcionamiento de los límites entre los sistemas y emplear los aprendizajes de una manera productiva. 

12) Usar y responder creativamente al cambio. Observar y comprender los ciclos para aceptar y reaccionar adecuadamente ante los sucesos naturales. 

Estos principios son la base de 7 etapas para construir un futuro sostenible. Éstas suelen representarse con la llamada flor de la permacultura. 

Tipos y ventajas de la permacultura  

La permacultura, como todo sistema de prácticas y principios, tiene variaciones y variedades que dependen de diversos factores. A grandes rasgos, de acuerdo con Violeta Cubero, algunas de ellas son: 

  • Permacultura rural. Centrada en la producción agrícola y ganadera, donde se emplean técnicas y enfoques como agricultura regenerativa, agroforestería, agroecología o silvicultura. 
  • Permacultura urbana. Su objetivo es fomentar la autosuficiencia y resiliencia de las ciudades. Para ello se vale de prácticas como la creación de jardines comunitarios, huertos en azoteas y contenedores, agricultura vertical, sistemas de recolección de agua de lluvia, compostaje y sistemas de energía renovable. 
  • Permacultura en sistemas acuáticos o acuaponía. Combina la acuicultura y la hidroponía en un sistema simbiótico. 
  • Permacultura social. Se trata de la aplicación de principios permaculturales en aspectos sociales, como la gobernanza colaborativa o la economía local. Su objetivo es crear sistemas sociales equitativos y sostenibles. 

La permacultura puede ofrecer una serie de ventajas y beneficios evidentes para el medioambiente, la economía y las comunidades, entre ellos: 

  • La permacultura contribuye a la sostenibilidad del planeta, promoviendo la conservación de los recursos y minimizando los impactos negativos en el medio. 
  • Mediante el cultivo de alimentos, la permacultura fomenta la autosuficiencia de los individuos y las comunidades. 
  • Los sistemas de permacultura fomentan la diversidad de plantas y animales, lo que aumenta la resiliencia y salud de los ecosistemas. 
  • Las actividades propias de la permacultura fomentan un sentido de comunidad mediante el trabajo conjunto y la repartición de los recursos. 

Para concluir 

¿Te preguntas qué tan exitoso es el modelo? Alrededor del mundo existen diversos ejemplos. Por mencionar algunos, están los casos de la granja Greening the Desert en Jordania, Zaytuna Farm en Australia, Los Cedros en Ecuador, Ecovillage Findhinr en Escocia.  

En México, la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural cataloga a la permacultura dentro del campo semántico del cultivo sostenible, junto con otras formas de cultivo como lo son la agricultura regenerativa, la agroforestería, la agricultura vertical o la agricultura de conservación, y alienta a quienes quieran ayudar a fomentar el cultivo sostenible a la creación en casa de un jardín de polinizadores. Para ello, propone los siguientes pasos: 

  1. Elige el espacio adecuado. Un área soleada en tu jardín o incluso en macetas en un balcón si tienes espacio limitado. 
  2. Selecciona plantas apropiadas. Opta por plantas que sean conocidas por atraer a polinizadores: lavanda, salvia, girasoles, cosmos, etcétera. 
  3. Proporciona una variedad de flores y plantas de temporada. Esto proporcionará alimentos y refugio constante para los polinizadores. 
  4. Agrega fuentes de agua y refugio. Un pequeño estanque o una fuente para que los polinizadores puedan beber. Agrega refugios como rocas o troncos. 
  5. Observa y disfruta. Observa la diversidad de polinizadores que visitan tu jardín.  

 Por Ulises Granados

 

Fuentes: 

García Marín, María Eulalia, “La permacultura como aporte a la ética ecológica”, Scielo, (10/4/2024). 

Redacción, “Permacultura: pasos firmes hacia la sostenibilidad”, Narturtable, (10/4/2024). 

Cubero, Violeta, “¿Qué es y cómo funciona la permacultura?”, Plataforma tierra, (10/4/2024). 

Redacción, “Permacultura”, Solarpedia, (10/4/2024). 

Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural, “Cultivo sostenible: Transformando la agricultura para un futuro saludable”, Gobierno de México, (10/4/2024). 

Cargando…

Contenido relacionado

blog-icono-categoria
Comida y bebida

Conoce el pollo tikka masala ?

blog-icono-categoria
Cultura culinaria

Éstos son los 5 platillos mexicanos más (re)conocidos en el mundo

blog-icono-categoria
Cultura culinaria

¿De dónde salió y por qué comemos pavo en navidad?

Top