Nota

Guía práctica para secar hierbas aromáticas en casa

Autor:

Fecha:

0 votos, promedio: 0,00 de 50 votos, promedio: 0,00 de 50 votos, promedio: 0,00 de 50 votos, promedio: 0,00 de 50 votos, promedio: 0,00 de 5 0 votos
Calificar o comentar
Negocios y proveedores

Las hierbas aromáticas tienen muchos usos en la cocina, con ellas puedes macerar aceites, hacer infusiones, sazonar platillo y hasta crear remedios caseros para problemas de salud. Si ya las usas frescas, pero a veces te quedas con unas cuantas, no las tires: aprende a secarlas para alargar su tiempo de vida.

Secar hierbas es sencillo y muy provechoso. Todo dependerá de elegir correctamente el proceso para cada tipo de hierba y de vigilarlas constantemente; con un proceso de secado bien hecho obtendrás hierbas con mucho aroma y sabor, evitarás el crecimiento de hongos y bacterias y conservarán todas sus esencias y sustancias antioxidantes hasta por un año.

Para comenzar a secar tus hierbas y flores deberás tomar en cuenta lo siguiente:

  • Realiza el proceso de secado en una época del año en la que haya muy poca humedad.
  • Si vas a secar hierbas con flores y hojas como lavanda, manzanilla o hierbabuena, deberás secarlas a la sombra.
  • Si el producto a secar es de hojas gruesas como el laurel o romero, deberás secarlas al sol.

Proceso de secado

1.Para comenzar debes retirar el exceso de tierra del producto a secar bajo el chorro de agua, debes secar muy bien el exceso de agua con un paño seco antes de continuar con el siguiente paso.

2. Descarta las hojas o flores sucias, maltratadas, manchadas, decoloradas o atacadas por insectos.

3. Existen dos procesos que puedes utilizar para secar tus hierbas dependiendo del espacio y los utensilios que tengas disponibles.

  • Con rejilla: Deberás colocar las hierbas sin que se apilen sobre una rejilla de metal o alguna tela; es importante que tanto la tela como la rejilla se encuentren despegadas de la superficie, eso evitará que el producto se ensucie y ayudará a que el aire circule alrededor del producto.
  • Con hilo: Para este tipo de secado deberás hacer ramilletes pequeños de tus hierbas y atarlas boca abajo a un mecate o una vara de madera. De preferencia deberán estar despegadas de la pared.

4. Es necesario que remuevas las hierbas constantemente para lograr que se sequen uniformemente. El proceso durará de 10 a 15 días dependiendo de la cantidad de hierbas a secar, la temperatura del ambiente, el viento y el grosor de la hoja o tallo.

5. La planta debe de conservar un porcentaje de humedad mínimo de 10%, cuando el secado es exitoso, las hierbas conservan su color verde y crujen al tocarlas; las hojas amarillas son indicio de un proceso mal ejecutado y de que la planta ha perdido sus propiedades.

¿Cómo almaceno mis hierbas?

Para comenzar, retira las hojas y tallos mal secados o quemados, después elige la forma en que las vas a almacenar. Puede ser el tallo entero con hojas o molidas o mezcladas.

Te recomendamos que las guardes en recipientes herméticos de vidrio o plástico bien limpios y secos, evita bolsas de tela ya que son susceptibles a la generación de moho. Colócalos en un lugar protegido de la luz, fresco y seco.

Es importante que etiquetes cada recipiente con el nombre de la hierba o mezcla, fecha de envasado y fecha de vencimiento, así será más fácil su localización y podrás conocer el tiempo de vida restante. 1 kilogramo de producto fresco rinde entre 100 y 150 gramos de producto seco, dependiendo del tipo de planta. Por ello, usa frascos medianos que puedas ir llenando poco a poco.

Ahora sí, estás más que listo para aprovechar las hierbas aromáticas sobrantes en tu cocina, recuerda que no necesitas un equipo especializado para obtener hierbas de gran calidad. Si estás listo para comenzar a secar tus hierbas, no te olvides de las combinaciones clásicas que le darán un toque delicioso y auténtico a tus platillos regionales:

Atado de hierbas de olor: en el centro del país se le conoce así a la mezcla de laurel, tomillo y mejorana.

Atado de hierbas surtidas: es muy común en Los Tuxtlas, Veracruz y tiene hierbabuena, cilantro, perejil, orégano y cebollín blanco.

Hierbas provenzales: ramito formado por albahaca, laurel, romero, ajedrea y tomillo. Ideal para usar en parrilladas.

Hierbas italianas: mezcla de albahaca, orégano, romero y tomillo. También puedes agregar dientes de ajo y hojuelas de chiles secos al sazonar salsas y platillos italianos.

Hierbas para sazonar aves: mezcla perejil, salvia, romero y mejorana. Una combinación infalible si vas a hornear o asar pollo o pato.

Por Paola Quiroz

Fuentes:

Notas relacionadas

Cargando…