El arte de mezclar: tipos de micheladas para todos los gustos

La michelada es una bebida sumamente versátil que ha sabido acomodarse a distintos gustos y, por tanto, existen combinaciones de todo tipo: dulces, saladas, frescas, picantes, condimentadas. A continuación, te contamos las diferencias entre los tipos de micheladas más populares.

Comida y bebida

Las has visto antes. Están en todos lados y con el calor encima resulta imposible no pensar ocasionalmente en alguna de ellas. Una michelada clásica, helada, fresca, servida en una copa escarchada con sal, cuyo exterior rebosa gotas de agua condensada; una cubana de tonos oscuros servida en un vaso escarchado con sal y chile en polvo; una gomichela, alguna otra acompañada con frutas, una más repleta de mariscos.

¿Dónde surgió la michelada?

Tal vez te has preguntado dónde se hizo la primera michelada, a quién se le debe el favor. Según el portal de Fine Dining Lovers, existen dos historias populares sobre el posible origen de la palabra “michelada”. Una de ellas sugiere que se trata de una variación natural de la palabra anglosajona chilled, que se utilizaba al pedir la cerveza enfriada con hielos.

No importa el tipo, todas las recetas de micheladas llevan limón. Fuente: Envato.

No importa el tipo, todas las recetas de micheladas llevan limón. Fuente: Envato.

Sin embargo, la anécdota más popular narra que en la ciudad de San Luis Potosí de los años 70 del siglo pasado, un miembro del Club Deportivo Potosino, llamado Michel Ésper, solía pedir su cerveza con limón, sal y hielo, servida en una copa llamada chabela, lo que la hacía lucir como una limonada. En consecuencia, otros socios del club comenzaron a pedir “una limonada como la de Michel” hasta que, finalmente, se adoptó el nombre de “michelada”. También suele decirse, aunque es une versión menos popular, que el nombre proviene de la frase “mi chela helada”.

Tipos de micheladas

Se sabe que, al menos en el centro del país, tres de las variaciones más conocidas de este coctel son: la michelada clásica (también conocida como chelada) elaborada con jugo de limón y sal; la michelada con salsa inglesa y salsa tabasco; y la michelada cubana que, a diferencia de las primeras dos, se prepara preferentemente con cerveza oscura y lleva salsa tabasco, salsa inglesa y jugo de tomate. Todas ellas, servidas en vasos fríos escarchados con sal o con sal y chile en polvo.

Sin embargo, poco a poco han ganado espacio y fama otro tipo de preparaciones y presentaciones tanto en la Ciudad de México como en el resto del país. Entre todas ellas, se pueden encontrar formas diferentes y creativas en que se puede servir la bebida (no olvidemos la popularidad que ganaron las licuachelas, las rotochelas, las kittychelas y las pitochelas en años recientes); además de preparaciones inesperadas y polémicas, como las michenmoladas.

Chile, pepino, salsa Valentina, camarones... las micheladas pueden prepararse con una gran variedad de ingredientes. Fuente: Archivo fotográfico de Larousse Cocina.

Chile, pepino, salsa Valentina, camarones... las micheladas pueden prepararse con una gran variedad de ingredientes. Fuente: Archivo fotográfico de Larousse Cocina.

Según una publicación de Coolture y otra nota de El viajero fisgón, algunas otras recetas que puedes encontrar alrededor del país incluyen:

La camaronchela

Camarones cocidos, pepino, salsa inglesa, salsa Tabasco, sazonador Maggie y jugo de limón en un tarro escarchado con chile en polvo.

Camarones y cerveza se maridan perfectamente en esta michelada. Fuente: Envato.

Camarones y cerveza se maridan perfectamente en esta michelada. Fuente: Envato.

La endiablada

Jugo de limón, sal, salsa tabasco y tequila en un vaso escarchado con sal y chile en polvo.

Michelada endiablada. Fuente: Envato.

Michelada endiablada. Fuente: Envato.

La chamcochela

Sazonador Maggie, salsa inglesa, jugo de limón y chamoy líquido al fondo de un tarro escarchado con chamoy líquido y chile en polvo.

Piñachelada

Servida en una piña y acompañada con rodajas de piña, chamoy líquido, chile en polvo y dulces de tamarindo enchilados.

Campechana

Clamato, salsa inglesa, salsa Valentina, sazonador Maggie, chile en polvo, camarones cocidos, aceitunas, pepino y dulces de tamarindo.

Micheladas en Latinoamérica

Y la lista parece interminable: micheladas con sandía, con mango, con pepino, limón y albahaca, con miel o con naranja. Lo cierto es que la michelada se ha popularizado tanto que, además de estas, también existen algunas formas tradicionales de prepararla en el resto de América Latina.

Según María Alejandra Gómez, en El Salvador, este coctel siempre se sirve con hielo, mientras que en Guatemala lleva, además de los ingredientes tradicionales, pimienta negra, y en Chile se utiliza merkén (una mezcla de especias que incluye pimiento morrón seco y molido, semillas de cilantro y sal) en lugar de salsas.

Te invitamos a preparar la receta de Gomichela elaborada por el equipo de Larousse Cocina.

¿Conoces alguna otra receta?

 

Por Ulises Granados

Fuentes consultadas:

Redacción, “Cómo hacer una michelada mexicana tradicional”, Fine Dining Lovers, (29/6/2023).

Gómez, María Alejandra, “Cómo hacer una michelada mexicana”, Comedera, (30/6/2023).

Ortiz, Liliana, “¿Cuál es la diferencia entre michelada, chelada y cubana?”, Marco Beteta, (30/6/2023).

Redacción, “Gomichela o michelada de gomitas”, Larousse Cocina, (29/6/2023).

Broschi, Rodrigo, “Feria Nacional de la Michelada: más de 100 tipos de micheladas, gomichelas y cerillos”, Time Out México, (30/6/2023).

Gálvez, Elena, “8 tipos de michelada que todo fan debe conocer”, Coolture, (30/6/2023).

Méndez, Eric, “16 tipos de micheladas que todo mexicano tiene que probar”, El Viajero Fisgón, (30/6/2023).

Cargando…

Contenido relacionado

blog-icono-categoria
Comida y bebida

10 ideas de ramos comestibles para regalar

blog-icono-categoria
Cultura culinaria

¿Conoces estos tipos de miel? ¡Averígualo!

blog-icono-categoria

La fresa mexicana herencia del Porfiriato

Top