capirotada-001-larousse-cocina

Capirotada

Autor:

Una dulce manera de aprovechar el pan blanco del día anterior.


Tiempo total: 02:10:00
Dificultad: Fácil
Categoría: Postres y dulces
1 voto, promedio: 5,00 de 51 voto, promedio: 5,00 de 51 voto, promedio: 5,00 de 51 voto, promedio: 5,00 de 51 voto, promedio: 5,00 de 5 1 votos
3478
Imprimir
Calificar o comentar esta receta
Porciones: 9 porciones
Preparación: 00:25:00
Cocción 01:45:00

Ingredientes

Jarabe de piloncillo

  • 2 Ɩ de agua

  • 2 piloncillos en trozos (225 g cada uno)

  • 20 cm de canela en rama

  • 1 taza de pasitas negras

Pan

  • 16 rebanadas de bolillo de 1 cm de grosor

  • 2 tazas de aceite de maíz

Ensamble

  • ⅓ de taza de cacahuates pelados y tostados

  • 50 g de queso Cotija o añejo desmoronado

Introducción

La capirotada es un postre muy popular hecho con miel de piloncillo con agua o leche, almendras, cacahuates o pasas, y a veces queso.

Este postre, que principalmente se hace en la cuaresma, es muy antiguo; se sabe que ya se acostumbraba en el siglo XVII. En mi Diccionario enciclopédico de gastronomía mexicana hago un recuento de por lo menos tres estados que registran la capirotada como un postre tradicional, y todos presentan ligeras variantes. En Colima se hacen la capirotada de agua y la de leche; en San Luis Potosí, la capirotada blanca. En algunos lugares, el fondo del molde o la cazuela se cubre con una capa de tortillas de maíz para que las rebanadas no se peguen durante el horneado. Es importante utilizar un pan cuya masa interior sea densa, que esté bien oreado por lo menos 1 día e incluso se puede tostar ligeramente. En unas regiones del país, como Michoacán, se venden bolsas de pan rebanado y seco para capirotada.

Tradicionalmente, se presenta como un postre que se sirve en pequeñas cantidades a temperatura ambiente o fría; a mí me gusta incluso caliente o tibia y, aunque no es muy tradicional, puede acompañarse con helado de vainilla.

En otras regiones del país se sirve acompañada con un vaso de leche.

Procedimiento

Jarabe de piloncillo

  1. Caliente en una olla el agua con el piloncillo y la canela; hierva a fuego bajo por 25 minutos, moviendo de vez en cuando para asegurarse de que el piloncillo se deshaga. Incorpore las pasitas y retire del fuego. Mantenga caliente.

Pan

  1. Caliente en un sartén un poco del aceite y fría las rebanadas de pan por ambos lados; añada poco a poco más aceite conforme vaya friendo las demás rebanadas. Colóquelas sobre servilletas de papel para retirar el exceso de aceite; reserve.

Ensamble

  1. Precaliente el horno a 180 °C. En un molde cuadrado de 20 centímetros por lado aproximadamente, haga una cama o capa de pan, bañe con el jarabe toda la superficie y coloque encima los cacahuates y las pasitas. Repita este paso hasta lograr 2 o 3 capas más de pan (utilice todos los cacahuates y las pasitas).
  2. Finalmente, espolvoree el queso en la superficie. Cubra con papel aluminio y hornee durante 1 hora. A mitad del horneado, revise y añada más jarabe, asegurándose de que todo el pan esté bien empapado (debe utilizar todo el jarabe). Sirva caliente, tibia o fría.
Cargando…

Libro de procedencia

Recetas relacionadas

Libro larousse
Ver libro

Recetas relacionadas

Ver Receta
Calabaza en dulce

Autor: Larousse Cocina

Aprovecha la temporada para preparar esta calabaza en dulce que a todos encantará.

00:55:00 - Fácil - Postres y dulces

Ver Receta
Caramelo

Autor: Alicia Gironella

Receta básica para flanes y otros postres.

00:05:00 - Fácil - Recetas básicas

Ver Receta
Phad thai

Autor: Larousse Cocina

Platillo práctico para degustar en cualquier momento del día.

00:35:00 - Medio - Platos principales