Nota

default

La berenjena y todo lo que tienes que saber al cocinarla


Calificar o comentar esta Noticia

Esta fruta nativa de la región indo-birmana se utiliza principalmente en la cocina asiática y mediterránea. La mejor temporada para comprarla es el verano. ¡Sácale el mayor provecho y utilízala en tus comidas!

¿Qué es la berenjena?

La berenjena es una baya, de la familia de los jitomates cuya carne es firme y con numerosas semillas. Puede tener forma ovoide, oblonga o de salchicha y llega a medir entre 10 a 30 cm. Dependiendo de su variedad, su cáscara puede presentar coloración blanca, verde o púrpura intenso. El color violeta característico de la variedad más común se debe a su contenido de pigmentos llamados antocianinas.

Cuando se prueba cruda tiene sabor parecido a la manzana, suave, herbáceo, y en ocasiones amargo. Cuando se cuece obtiene un fuerte sabor cárnico.

¿Cómo se selecciona y almacena?

Según Niki Segnit, autor experto en temas culinarios, para elegir una berenjena lo más importante es que su piel sea tersa. Es decir, debe de ser lisa, no presentar lesiones y ser lustrosa.

Cuando se compra esta verdura, se puede almacenar máximo durante seis días en el refrigerador. Es necesario mantenerlas a no menos de 4 °C, de lo contrario se dañará la pulpa de la berenjena, la oscurecerá y producirá sabores desagradables. Lo ideal es utilizarla cuanto antes.

¿Por qué desflemar las berenjenas?

La adición de sal a la berenjena es una práctica común para disminuir su amargor. Sin embargo, algunos autores señalan que actualmente es extraño obtener berenjenas amargas. Hoy en día únicamente se salan por dos motivos: para reducir la cantidad de grasa que puedan absorber al freírlas y resaltar su sabor. 

¿Cómo cocinar las berenjenas?

Este fruto combina bien con el jitomate, la calabaza italiana, el ajo, el aceite de oliva y el cordero. La berenjena siempre deberá de someterse a un proceso de cocción, puede consumirse rellena, gratinada, salteada, en puré, buñuelo o en ensalada.

  • Cocinar la berenjena en aceite

Para freír la berenjena es necesario que después de desflemarla, se deje secar bien. Si no pasa por este proceso, absorberá una gran cantidad del aceite de la fritura.

A partir de la fritura se pueden realizar recetas tradicionales como berenjenas a la parmesana y moussaka. La fritura le otorga a la berenjena una textura cremosa que combina con especias dulces y picantes.

  • Cocinar la berenjena en el horno

El baba ghanoush es una receta oriunda del Medio Oriente y es la más común para cocinar la berenjena en horno. Consiste en realizar un puré de berenjena y sazonarlo limón, ajo, tahini, pimentón y aceite de oliva.

  • Cocinar la berenjena en la parrilla

La forma más común para asarla consiste en cortarla en dos a lo largo, verter aceite de oliva sobre ella y asarla hasta que la carne este tierna. Finalmente pueden agregársele rebanadas de queso y dejarlas fundir durante unos minutos.

La berenjena es un ingrediente rico en potasio y calcio, y además posee pocas calorías. Ahora que conoces cómo utilizar la berenjena correctamente; te invitamos a hacer las siguientes recetas: moussaka, al curry verde , ratatouille, pizza, baba ghanoush y melanzane parmigiana.

Por Antonio Vázquez

Cargando…