Encarecimiento de alimentos por la guerra entre Rusia y Ucrania

La guerra entre Rusia y Ucrania siembra un ambiente de tensión y recelo en el panorama económico internacional. El mundo actual no había presenciado un conflicto de esta escala en tiempos modernos, nos conmueven las escenas de sufrimiento de la población y nos preocupa el futuro. Además, encontramos esta confrontación tensa también en algo básico para todos: el ámbito alimentario.

Tendencias

A escasos días de que se cumpla el primer mes del inicio de la guerra entre Rusia y Ucrania podemos ver claramente los estragos que este encuentro bélico está teniendo en el mundo entero, el Fondo Monetario Internacional ha mencionado ya el inminente “impacto severo en la economía mundial”. Si has estado atento a tus finanzas personales podrás tener los indicios de cómo nos estará golpeando este impacto económico. Las sanciones económicas impuestas a Rusia efectuadas por diversos países parecen no detener la determinación de continuar y parte de ellas se han concretado con la salida de empresas trasnacionales de alimentos y bebidas como Starbucks, Coca-Cola, McDonald’s, PepsiCo, KFC y Pizza Hut.

La economía mundial aún se encuentra en recuperación por los estragos ocasionados por la pandemia de COVID-19 y, aunado con la guerra, se presenta la inflación, encareciendo los alimentos entre una población ya de por sí empobrecida.

Te puede interesar: La inseguridad alimentaria en tiempos de COVID-19

La inflación que afecta a México

La inflación en México al inicio del año rondaba en el 7%, cifra que dificultó los meses de enero y febrero, sin embargo, se estima que esta cifra aumente a un 8 o 9% en los siguientes meses. Latinoamérica y, hasta potencias como Estados Unidos, presentan cifras similares. La cuestión es que pocos países cuentan con un fondo que logre amortiguar este golpe financiero y se prevé que haya países que lo lleven de peor forma que otros.

 

El incremento del precio del gas natural y del petróleo a raíz de la desestabilización económica mundial ha dado paso a un alza en todos los productos. Rusia es el tercer exportador de petróleo del mundo y, al mismo tiempo, también es un gran exportador de gas. Por lo que al momento de sancionar al país y prohibir la importación de energéticos rusos, el mercado petrolero mundial ve una crisis en el horizonte. Se deja de contar con todo producto ruso y habrá que encontrar alternativas para evitar el desabasto.

 

En México los precios de la gasolina aumentaron en las últimas semanas, a pesar del subsidio gubernamental que ha buscado amortiguar esta situación, es innegable la presión en los bolsillos de los mexicanos a raíz de este nuevo “gasolinazo”. Por lo tanto, los productos que precisen largos trayectos serán los que se verán más comprometidos. Ahora más que nunca, el consumo local puede ser una gran manera de lograr ahorrar algunos pesitos mientras fortaleces la economía de tu comunidad.

 

Otro tema clave es el fertilizante, ya que Rusia y Ucrania son importantes productores de compuestos como la urea y el amoníaco, principales fertilizantes nitrogenados usados en la industria agrícola. Asimismo, cabe destacar que para la producción de dichos fertilizantes se requiere un alto consumo de gas natural, dificultando aún más la situación por los precios altos. Por lo que ya se están proponiendo alternativas utilizando biofertilizantes para disminuir los costos.

 

Alimentos encarecidos por la guerra

Según un informe de la Organización para la Agricultura y la Alimentación (FAO) los precios de los alimentos se encuentran ya en máximos históricos afectando también a México, pero podría mostrarse un impacto mayor en las próximas temporadas. En palabras coloquiales, a Rusia y Ucrania se les considera “el granero de Europa”, ya que son grandes titanes en la producción de cereales básicos como el maíz y el trigo.

 

Trigo

En conjunto Rusia y Ucrania representan más de una cuarta parte del comercio de trigo del mundo; dando resultado a precios volátiles y un posible desabasto de esta materia prima, tan universal y preciada. Ciertamente se especula mucho que éste sea el alimento más afectado de todos en este conflicto. Se estima que el precio actual del trigo en el mercado mundial aumentó en un 50% y las industrias que lo utilizan como materia prima se ven en la difícil decisión de absorber un porcentaje de esta alza o aumentar sus precios de venta. En nuestro país, se sentirá su efecto en las próximas semanas.

Los países más afectados podrían encontrarse en la región del Mar Negro, como Turquía y Egipto, ya que reciben casi el 70% de sus importaciones de trigo de Rusia y Ucrania. Sin embargo, países como Líbano, Siria, Túnez, entre otros, verán precios récord en las siguientes semanas.

 

Maíz

Otra de las grandes materias primas provenientes de estos dos países en guerra es el maíz, Ucrania es uno de los cuatro principales exportadores de maíz del mundo. Alimento ampliamente utilizado tanto para consumo humano como para forraje para el ganado y, uno de los más importantes en la producción de alimentos procesados.

Se prevén importantes alzas en sus precios a nivel mundial y países de Europa como España ya se encuentran considerando la importación de este cereal de países como Argentina y Estados Unidos. Hasta el momento en México no se ha presentado un alza importante en el precio del maíz, sin embargo, ya que nuestro principal proveedor es Estados Unido, es muy posible que debido a la oferta y demanda nos encontremos con un aumento en los siguientes meses.

 

Te puede interesar: Este cereal oriental unió a tres (o más) países en conflicto. 

Aceite de girasol

El aceite de girasol se usa en una gran variedad de productos dentro de la industria alimentaria, principalmente en alimentos procesados. Ucrania es el mayor productor mundial de aceite de girasol, siendo Rusia el segundo mayor productor; entre ambos se estaría hablando del 60% de la producción mundial. Resulta inminente la escasez de este ingrediente a nivel global en los siguientes meses. Por lo que, probablemente se tendrán que explorar alternativas con aceites similares capaces de lograr resultados semejantes.

 

Algunos otros alimentos que también podrían verse comprometidos son la avena, el centeno, la sal, el mijo y el azúcar.

 

Así que ahora sólo queda explorar alternativas para amortiguar la situación, esperar una inminente alza en precios y permanecer a la espera de que el escenario logre estabilizarse en los siguientes meses.

 

Cuéntanos, ¿ya te habías percatado de esta situación? ¿Has visto cambios en tu bolsillo generado por desestabilización? ¿Qué cambios te has planteado para afrontar este escenario?

 

Por Samantha Mañón

Fuentes consultadas:

Staff, “La guerra en Ucrania tendrá un “impacto severo” en la economía mundial: FMI”, Forbes México, (11/03/22).

Foto Forbes, “Fotogalería: Empeora crisis humanitaria en Ucrania”, Forbes México, (11/03/22).

Noguez, Roberto, “Inflación en México llegaría a niveles de 8% por conflicto entre Rusia y Ucrania”, Forbes México, 12/03/22).

BBC News Mundo, “Rusia y Ucrania: del trigo al aluminio, 4 exportaciones estratégicas de los dos países”, BBC, (14/03/22).

Hernández, Enrique, “La invasión de Rusia a Ucrania dispara hasta 180% el precio de los fertilizantes”, Forbes México, (14/03/22).

Cotizalia, “Trigo, carne, sal, azúcar… Ucrania suspende la exportación de materias primas clave”, El Confidencial, (11/03/22).

Contenido relacionado

blog-icono-categoria
Tendencias

Estufas de gas ¿un riesgo para la salud?

blog-icono-categoria

El encuentro de chinamperos más importante de México está por llegar

blog-icono-categoria

¿Sazonadores artificiales o alternativas naturales?

Top