Tres tipos de aderezos frescos para ensaladas de primavera

Los aderezos son una parte poco valorada en la cocina pero que, sabiendo utilizarlos, pueden convertir una ensalada en el plato estrella de tu cocina. Usa ingredientes de temporada y acompáñalos con el vino ideal para tener una experiencia gastronómica siempre a la mano.

Comida y bebida

La primavera y el verano son el pretexto perfecto para incorporar ingredientes frescos y de temporada en nuestra dieta diaria. Vegetales como la coliflor, el jitomate, la zanahoria y los garbanzos; y frutas como el mango, el mamey y la ciruela están en temporada y son ideales para hacer ensaladas divertidas y nutritivas con un sinfín de combinaciones. 

Las ensaladas son perfectas como plato principal porque incorporan proteínas y cereales, convirtiéndose en comidas completas en un solo plato; o como guarnición en platillos más elaborados, sin por ello ser en menos interesantes ni ricas. Además, están los aderezos, que agregan un nivel más a nuestro arsenal de combinaciones, sabores y texturas para llevar nuestras ensaladas al siguiente nivel. 

Hoy te presentamos tres tipos de aderezos frescos que sirven para cualquier tipo de ensalada y que, además, puedes variar para nunca aburrirte. 

 

Vinagreta

Las vinagretas son un clásico, de eso no hay duda. 

Para preparar una vinagreta se necesitan 3 partes de aceite por 1 de un elemento ácido, que puede ser vinagre o jugo de cítricos. 

Se pueden preparar casi de cualquier cosa mientras se respeten estas proporciones y la clave está en emulsionar los ingredientes mezclándolos vigorosamente. Prepara la vinagreta de miel y mostaza que usamos en nuestra receta de ensalada de garbanzos con aguacate mezclando 2 cucharaditas de mostaza amarilla con 2 cucharaditas de miel, 2 cucharaditas de jugo de limón y 2 cucharadas de aceite de oliva. 

Este tipo de aderezos funcionan muy bien con ensaladas a base de vegetales de hojas verdes como lechuga, espinaca o kale y acompañan perfecto a ingredientes crujientes como la zanahoria, el apio o la cebolla crudos. 

Si quieres elevar tu ensalada acompañándola con vino, opta por un vino blanco seco con notas tostadas, de lácteos y cereales, como un Chardonnay o un Albariño. 

Aderezos a base de yogur 

Las cocinas del Medio Oriente son expertas milenarias en ensaladas y en los líquidos que las bañan. No hace falta ser un gran conocedor de estas tradiciones para haber probado el mítico tzatziki, un aderezo a base de yogur y hierbas que suaviza los sabores de la carne de cordero y muchas especias. Lo mejor es que puedes usarlo en casi cualquier ensalada. 

Para hacer un tzatziki básico, mezcla la pulpa drenada de un pepino con 2 tazas de yogur griego, 1 cucharada de aceite de oliva, 1 diente de ajo picado y el jugo de medio limón. A esta receta le puedes agregar 2 cucharadas de la hierba que más te guste: desde menta o hierbabuena, hasta albahaca o eneldo. 

Sirve perfecto para aderezar ensaladas de vegetales asados o rostizados, así como bowls con pollo, pescado o res, especialmente si están condimentados. 

Este tipo de ensaladas maridan perfecto con vinos tintos jóvenes, espumosos con bajo contenido de azúcar y, si te sientes con ganas de experimentar algo diferente, con vinos naturales, ya sean tranquilos o espumosos, como el Pet Nat. 

Aderezos cremosos 

Cuando buscamos darles una textura cremosa a nuestros aderezos, tenemos que hablar del aguacate. Esta fruta de origen mexicano no sólo es perfecta para hacer guacamoles, sino también para crear aderezos que funcionan con muchísimas ensaladas. 

Para hacer un aderezo cremoso de aguacate necesitas la pulpa de ½ aguacate, 3 cucharadas de aceite de oliva, el jugo de 1 limón y un poco de cilantro picado. 

¿Para qué tipo de ensaladas usarlo? 

El aguacate es un ingrediente que realza sabores y combina muy bien con frutas y vegetales, proteínas como el pollo, atún y tofu, y granos como el garbanzo. Además, un aderezo así de cremoso puede funcionar como un dip para sumergir palitos de zanahoria, apio o hasta totopos. 

Algunos vinos blancos como Sauvignon Blanc y tintos especiados como el Pinot Noir o el Syrah maridan a la perfección con estos aderezos. 

Los aderezos son una estupenda forma de darle nuestro toque personal a ensaladas, desde la más sencilla hasta la más elaborada, y nos ayudan a darle un toque diferente a preparaciones que, de otra forma, nos podrían aburrir después de comerlas un par de veces. Experimenta con estos aderezos y prueba combinándolos con distintos vinos para descubrir algunas de sus características ocultas. 

Espera muy pronto nuevas recetas de ensaladas y aderezos, así como más tips de maridaje con vino en nuestras redes sociales y en la sección de Maridaje de Larousse Cocina. 

Por Gonzalo G. Ehnis 

 

Cargando…

Contenido relacionado

blog-icono-categoria
Cultura culinaria

Servilletas de tela o de papel: ¿Sustentabilidad, higiene o comodidad?

blog-icono-categoria

Guía básica y práctica sobre la cristalería

blog-icono-categoria
Tendencias

¿Por qué los rótulos de la Cuauhtémoc enfrentan la extinción?

Top