Nota

Mamey, el oro rojo mexicano

Autor:

Fecha:

0 votos, promedio: 0,00 de 50 votos, promedio: 0,00 de 50 votos, promedio: 0,00 de 50 votos, promedio: 0,00 de 50 votos, promedio: 0,00 de 5 0 votos
Calificar o comentar

Nos encontramos en el mes de marzo y con él llega la temporada de mamey; acompáñanos a conocer un poco más sobre esta deliciosa fruta.

El mamey es un fruto ovoide de la familia de las zapotáceas, mide entre 8 y 20 centímetros de largo; su cáscara es dura, quebradiza, áspera y de color rojizo pardo a moreno. Su pulpa es blanda, rojiza o rosada, ésta recubre una o dos semillas llamadas pixtles; tiene sabor muy dulce y delicado.

El origen de esta fruta se ubica en Mesoamérica, puede ser encontrada de forma silvestre durante todo el año en los estados de Veracruz, Chiapas y Tabasco. Para cubrir la demanda nacional, actualmente, se produce en cultivos extensos donde la temporada de cosecha y venta va de marzo a julio.

El mamey es un fruto climatérico, esto quiere decir que su maduración continúa a pesar de que esté separado de la planta, por lo tanto, puede adquirirse inmaduro y madurarse en casa en el frutero o alacena, envolviéndolo en papel periódico.

Se caracteriza por formarse en un 75% de agua, además tiene fibra, grasa, hierro, calcio, proteína, sodio, carotenos, potasio y carbohidratos, los que hacen de este fruto una gran alternativa energética. Consumir esta fruta ayuda a prevenir el daño celular, protege los tejidos y al organismo de sufrir enfermedades degenerativas y crónicas como las cardiovasculares; por otro lado, el mamey ayuda a retardar en envejecimiento gracias a su alto contenido en antioxidantes.

Entre los usos medicinales tradicionales, se utiliza como tratamiento a infecciones en el cuero cabelludo, diarrea, problemas oculares y digestivos; mientras que la semilla se ha empleado como antiseborreico y para aliviar el dolor de cabeza; además el aceite extraído de la semilla se suele utilizar como tónico que ayuda a reducir malestares, dolores musculares y reumáticos.

El pixtle y su aprovechamiento

Como ya se ha mencionado anteriormente, a la semilla del mamey se le conoce como pixtle, que viene de pitztli, palabra de origen náhuatl que significa hueso o semilla; el pixtle tiene forma elipsoidal, mide de 5 a 10 centímetros de largo, es negra y brillante.

Son diversas las preparaciones que se pueden realizar con esta el estado de Puebla se hierve, se ahúma y se corta en trozos con forma de cuña para así preparar enchiladas o pixtamales.

Las bebidas son las preparaciones más comunes en las que se utiliza la semilla de mamey, entre ellas podemos encontrar diversos atoles como el atole agrio típico de Tabasco o el atole de fiesta originario de Guerrero. Además, el pixtle es un ingrediente importante para elaborar tejate en el estado de Oaxaca, donde, en algunas ocasiones las semillas tostadas y molidas se agregan al chocolate para hacerlo más espumoso.

Usos y recetas

El mamey es una fruta muy versátil, este fruto es muy utilizado para la elaboración de helados, dulces y licuados, además es delicioso comerlo fresco y picado. Ahora que conoces un poco más sobre esta fruta y sobre sus beneficios te invitamos a realizar alguna de las siguientes recetas, aprovechando que comienza su temporada.

Fuentes

Notas relacionadas

Cargando…