¿Qué debe tener una tabla de quesos?

La tabla de quesos es una conjunción de sabores y texturas; combina lo salado con lo dulce, lo fresco con lo cocido y lo cremoso con lo crujiente. Aprende, en esta nota y junto a Real California Milk® a armar una tabla de quesos exitosa.

¿Quieres enamorar a tu crush? ¿Vas a hacer una reunión con amigos? ¿Llegó la familia y no sabes qué hacer? La tabla de quesos es una forma de encantar al paladar de forma sencilla y muy rápida, al hacerla no debes olvidar los siguientes ingredientes.

 

Quesos

La tabla de quesos es inexistente sin este ingrediente lácteo. Por otro lado, este cremoso elemento puede crear un momento especial. Sin embargo, para lograrlo hay que pensar en términos prácticos. Elige tres quesos uno suave: como el queso burrata, o el mozzarella; otro queso semiduro, como el cheddar o el queso gouda; y, por último, un queso duro. Aquí puedes irte por un queso maduro como el parmesano. Sólo asegúrate de una cosa: que-sea-buen-queso como los de Real California Milk®.

 

 

Panes y galletas

Los panes y las galletas aportarán el toque salado a tu tabla. Además de ser ese lienzo en blanco para armar unas sencillas tapas, este elemento ayuda a balancear el sabor de tus quesos y a sostener el resto de elementos.

 

Frutos secos

Todos amamos los frutos secos: almendras, pistaches y cacahuates. Éstos aportarán ese toque crujiente. En esta categoría también entran algunas frutas deshidratadas, que además de aportar fibra, pueden dar textura y complementar el sabor de tus quesos; por ello; por ello, incluye arándanos, pasitas, dátiles u orejones de manzana y de chabacano.

Encurtidos

Añadir a tu tabla algún encurtido como aceitunas o pepinillos le da un buen balance de sabores a esta popular entrada, pues aportará un ligero toque ácido. Acuérdate: puedes poner elotes baby, palmito o alguna otra verdura encurtida. ¡No te olvides de escurrirlos!… y secarlos un poquito.

Carnes frías

Las carnes frías nos darán este sabor umami y terminarán por balancear los sabores de nuestra tabla. Recuerda que el salami, el jamón serrano o el prosciutto, chorizo cantimpalo y, hasta un buen jamón york, son buenas alternativas para que tu tabla de quesos perfecta.

 

 

Bebida

La bebida es algo así como el espíritu alegre que acompaña a la tabla de quesos. Puedes maridar tus quesos con vino tinto, si son de sabor fuerte; vino blanco, para los quesos maduros; y vino rosado para aquellos quesos muy suaves. También puedes maridarla con sidra, cerveza o algún coctel coqueto (como los de aquí). ¿Quieres algo fuera de lo común? Intenta con infusiones como éstas.

Mermeladas y ates

Desde la mermelada, hasta las confituras y los ates, ayudan a darle ese toque dulce y sabor a compota a tu tabla. También, puedes utilizar miel o algún jarabe, como éste de tomillo o uno hecho de piloncillo y chipotle. La única limitante: tu imaginación.

 

Frutas de temporada

“Si buena tabla quieres hacer, fruta fresca debe tener”, reza un dicho poco popular. Así que añade la fruta de temporada que tengas a tu alcance, porque además de económica, podrás disfrutar de su gran sabor en el momento indicado. La vieja confiable: pera, manzana, fresa, higo, uvas o frutos rojos.

 

Ahora sí, cuéntanos ¿qué elementos te encanta poner en tu tabla de quesos?

Por Miguel Guzmán

Contenido relacionado

blog-icono-categoria

Llegó la temporada de ciruelas

blog-icono-categoria

Mujeres Cerveceras presentan congreso internacional en línea