Nota

Nota
Nota

¿Demasiada comida? Aprovecha al máximo la cena navideña


Calificar o comentar esta Noticia

La cena navideña es una tradición en la mayor parte del mundo y un momento de reunión para las familias; sin embargo, es común que al día siguiente notemos que ha sobrado demasiada comida, por lo que te damos algunos consejos para aprovechar todos los sobrantes de comida en estas épocas decembrinas.

Pavo o pollo adobado

El pavo o el pollo acompañados con alguna salsa o adobo suelen ser de los platillos preferidos para la cena de Navidad. Para aprovechar al máximo las sobras de estas aves, deshebra toda la carne sobrante y congélala en porciones pequeñas para facilitar el posterior descongelado. Las aves cocinadas pueden conservarse entre 2 y 4 meses en congelación. El pavo y el pollo deshebrados pueden servir, posteriormente, para preparar ensaladas, tortitas, rellenar wraps o realizar diversos platillos como esta receta de Pastel de pollo.

 

Bacalao

Muchas familias suelen consumir bacalao a la vizcaína en la cena navideña, esta preparación puede utilizarse al día siguiente como relleno para tortas o chiles; o en su defecto puede congelarse. Las preparaciones con pescado se conservan en congelación entre 4 y 6 meses. Es ideal que lo congeles en porciones pequeñas, ya que esto reduce el tiempo de descongelado y sólo utilizarás las porciones deseadas.

 

Carne molida

Las preparaciones con carne molida son los rellenos perfectos para pavo o pollo. Utiliza también las sobras de carne molida para rellenar chiles, canelones o elaborar una lasaña.

 

Carne de cerdo

El lomo y la pierna de cerdo son otros de los platillos populares en estas fechas decembrinas, los sobrantes de cerdo cocinado pueden congelarse por un periodo de entre 2 y 3 meses; para ello córtalo en cubos medianos y congélalo en porciones pequeñas. También puedes utilizar el cerdo como relleno de sándwiches o tortas.

 

Pan

En caso de que hayas comprado demasiado pan salado y te hayan sobrado algunas piezas, aprovéchalo cortándolo en cubos pequeños y dejándolo secar al aire libre, moviéndolo de vez en cuando. Una vez perfectamente seco, procésalo para obtener pan molido que podrás usar en otras preparaciones. También puedes utilizarlo para preparar budín o Capirotada.

 

Ponche de frutas

El ponche es una de las bebidas predilectas, esta bebida caliente es perfecta para combatir el frío de la temporada y afortunadamente no tendrás que deshacerte de ella si es que sobra demasiada. Con el ponche sobrante puedes realizar sorbetes, gelatinas o preparar salsas dulces para acompañar diversos postres. Descubre cómo hacerlo con esta receta de Ponche de navidad y sus juegos de la chef Paulina Abascal.

 

Puré de papa

El puré de papa es la guarnición perfecta para distintas preparaciones con carne. Tal vez pensarás que sólo se puede consumir una vez, pero es posible aprovechar el sobrante utilizándolo para preparar croquetas de papa.

 

Verduras

Muchas ensaladas suelen incluir verduras frescas o al vapor, una solución práctica para no desechar estos vegetales sobrantes es utilizarlos para hacer una variedad de cremas, por ejemplo, una Crema de zanahoria y camote. La ensalada rusa puede utilizarse para hacer sándwiches o rellenar hojaldras.

 

Así que ya estás listo para aprovechar al máximo la cena navideña. ¿Tienes algún otro consejo para no desperdiciar? Compártelo con toda la comunidad de gastrofans en los comentarios.

 

Por Paola Quiroz

Cargando…