Reduce las mermas en la cocina con estos tips 

Nuestras abuelas y abuelos solían dar una segunda vida a las cosas desde botes de yogur hasta latas de galletas… y entonces, ¿por qué no hacemos lo mismo con la comida? Aprovecha la comida al máximo con estos tips.

Comida y bebida

¿Por qué se desperdician los alimentos? 

Para responder esta pregunta es necesario primero revisar el problema del desperdicio de alimentos en México, evidenciando sus consecuencias económicas, ambientales y, por supuesto, sociales. Se especula que miles de millones de pesos son tirados a la basura en forma de alimento en México.  Según datos de la organización Bancos de Alimentos de México (BAMX), en nuestro país el 30 % de los alimentos se desperdician.  

Eso se debe en gran parte a que el campo y la transportación no cuentan con la infraestructura necesaria para procesar los alimentos, aunado a un problema de desigualdad en los pagos de los agricultores. Ésta combinación hace que la cadena de procesos sea ineficiente y que muchos de los alimentos que tenían que llegar a nuestros platos no lleguen ni a su distribución. 

Esos problemas aumentan la inseguridad alimentaria, una de las problemáticas sociales más importantes en la actualidad. Pues, a la población en situación de pobreza, les resulta más difícil alimentarse correctamente y encontrar productos dignos y nutritivos.  

Por otro lado, la huella de carbono de aquellos alimentos que se cultivan y que simplemente se desperdician es muy significativa. Éstos producen durante su producción una cantidad considerable de dióxido de carbono y de gases de efecto invernadero, sin olvidar que se requiere mucha agua para la cultivarlos, cosecharlos y distribuirlos. 

Al ponernos en este contexto, las mermas en la cocina terminan siendo la parte final de la cadena del problema. Sin embargo, hay que saber aprovechar aquellas partes que dabas por perdidas.

 

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Raíz Urbana (@raizurbanagreens)

 

¿Cómo reducir las mermas en la cocina? 

Para reducir las mermas en la cocina, sólo basta con revisar que tus alimentos estén en buen estado y seguir los siguientes tips: 

 

Haz un menú semanal 

Hacer un menú semanal de comidas te ayudará a planear y organizar mejor tus compras, evitando comprar de más. ¡Si no hay de más, no se echa a perder! Si ya compraste de más, puedes usar tus ingredientes y preparar algunas colaciones entre comidas para aprovecharlos al máximo. No te olvides de contemplar aquellas verduras o frutasfeas“.

 

Transforma tus frutas  

Si tienes fruta que sabes que no podrás terminarte, siempre puedes hacer una compota o mermelada con ella. También puedes congelarla, sin embargo, considera que muchas frutas pueden perder su consistencia en este proceso y lo mejor será preparar licuados, smoothies o incluso utilizarlas en repostería. 

 

Cocina esos vegetales 

Si tienes vegetales que probablemente no podrás cocinar antes de que empiecen a deteriorarse, lo más fácil es revisar cuál debe ser consumido fresco. En caso de tubérculos como la zanahoria, el betabel o los nabos; y las hojas verdes como la lechuga, la espinaca o la acelga podrás blanquearlas y congelarlas (como en este video), ya sea para cremas o licuados.  

También puedes aprovechar los vegetales en encurtidos; incluso puedes destinar algunos, como la zanahoria, el calabacín, el elote o el camote, para preparar un pan o pastel y hasta una sopa. 

 

No desperdicies pan 

Uno de los insumos que pocos saben que se puede refrigerar y hasta congelar es el pan. Sí, así es, haz la prueba y verás cómo cualquier tipo de pan dura más en el refrigerador. Por ejemplo, si un pan de caja dura un máximo de dos semanas a temperatura ambiente, el frío alargará su vida útil hasta 3 semanas.  

Si crees necesitar más tiempo para su consumo siempre puedes porcionarlo, congelarlo e irlo sacando del congelador conforme lo necesites. Es uno de los pocos alimentos que quedan intactos en cuanto a sabor y consistencia después de estos tratamientos.  

 

Aprovecha toda la fibra 

¿Eres de los que le cortan el tronco y las hojas al brócoli y la coliflor? ¿Pelas los cítricos y los tiras a la basura? ¿O quizás de los que retiran las cáscaras de la manzana o quitan la parte de arriba de las fresas? ¿Te deshaces de los tallos de perejil? Bueno, pues todo eso puede ser aprovechado y consumido de maneras deliciosas.  Por ejemplo, los troncos y hojas del brócoli, coliflor y romanesco, todos pueden ser la guarnición perfecta, tienen el mismo sabor que sus cabezas florales y contienen mayor cantidad de fibra. En el caso del cilantro, puedes aprovechar el tallo en esa salsa verde o ese pico de gallo ¡también aporta mucho aroma! 

Existen muchas hojas de plantas y árboles que no solemos incluir en nuestra dieta, pero que no solo son comestibles, sino también deliciosas. Por ejemplo, las del huauzontle, la quinoa, la malva, las del rábano, del chayote, entre otras. 

Sin olvidar que las cáscaras de cítricos pueden ser confitadas o utilizadas como elemento aromático en infusiones, mermeladas, compotas o vinagretas. La cáscara de manzana puedes incluirla de muchas formas en tus preparaciones, desde infusiones, licuados, ensaladas, incluso deshidratarlas si quieres un snack muy healthy.  

 

Cuídate de los tóxicos 

Así como hay partes que consumimos, existen elementos específicos de nuestros alimentos que debemos evitar si queremos huir de la sala de urgencias. Alimentos como la yuca, las hojas del ruibarbo, la chaya y las papas verdes pues contienen cianuro, oxalatos, ácido cianhídrico y solananina, respectivamente. Estos compuestos podrían traer estragos a nuestra salud por lo que es importante moderar su consumo. 

 

¡Adiós, hongos! 

Si percibes que un alimento huele mal o tiene algún hongo, lo mejor será desecharlo en tu basura orgánica. Es preferible hacerlo que poner en riesgo tu salud, pues las bacterias pueden causarte infecciones y los hongos, intoxicarte gracias a sus micotoxinas. Así que ¡sin remordimientos! 

En resumen, aprovechar de manera óptima las mermas en nuestra cocina no tiene por ser un asunto complicado, al contrario, existen muchas maneras de sacarle todo el jugo a esas compras que pueden terminar en la basura. Ahora te será mucho más fácil darle un twist divertido y sustentable a tus comidas y, como recompensa extra, ahorras unos pesitos y pones un granito de arena en el combate de esta problemática. 

Por Samantha Mañón 

Fuentes consultadas: 

Bancos de Alimentos de México, “Datos que alimentan. México”, (24/02/22). 

Vega, Griselda, “Es preciso detener la pérdida y desperdicio de alimentos en México”, The food tech, (25/02/22). 

BBC Mundo, “5 sustancias tóxicas que se encuentran en naturalmente en frutas y vegetales”, BBC News, (25/02/22). 

 

Cargando…

Contenido relacionado

blog-icono-categoria

Manos de cacao, las barras de chocolate sustentable y mexicano

blog-icono-categoria

El esperado chocolate rosa llega a la Ciudad de México

blog-icono-categoria

7 acciones para reducir los desechables en la cocina

Top