Nota

default

Camarón que se duerme… ¡termina en tu plato!


Calificar o comentar esta Noticia

Los camarones son crustáceos que viven en aguas dulces y saladas; su color y tamaño varía de acuerdo con su hábitat. Además de tener un sabor agradable y versátil es bajo en grasas y su consumo aporta proteínas, yodo, zinc, selenio, potasio, fósforo, niacina y vitaminas del complejo B y E.

Habitan de forma natural en aguas de ríos y en ambas costas mexicanas; sin embargo, la mayoría de los que están disponibles para el consumo crecen de manera controlada, tanto en el mar como en esteros o granjas, bajo un estricto proceso de inocuidad alimentaria.

Éstos se preparan al mojo de ajo, al ajillo, a la diabla, enchipotlados, para pelar, en caldos y sopas de mariscos, huatapes, adobo, escabeches, cocteles y cebiches.

  • El camarón café, que habita en el Golfo de México, es de color pardo con cola ligeramente azulada. En su etapa adulta son muy activos durante la noche, y en el día suelen enterrarse hasta 100 metros debajo de la arena. Los mejores meses para su captura son de junio a septiembre, pues en este lapso pueden llegar a medir hasta 23 centímetros.

Pruébalos a la diabla, cocidos en agua, mantequilla con salsa cátsup, chiles adobados y jugo de naranja. Puedes sustituir la cátsup por puré de tomate y los chipotles por chile ancho; si lo prefieres, puedes añadir crema o leche.

  • Mientras que el camarón café del Pacífico es de color pardo o gris, aunque esto varía dependiendo del tamaño, que va de los 10 cm a los 24 cm, o del ambiente donde habita. Algunos de ellos tienen tonalidades claras y son conocidos en restaurantes y centros de abasto como camarón cristal. Recuerda que su veda de temporal fija es del 15 de junio al 15 de septiembre.

Es común encontrarlos al ajillo: con su cáscara, aceite de oliva y ajo picado. Prepara una versión de «al ajillo» con esta receta.

  • El camarón pacotilla o coctelero es, como su nombre lo indica, el más utilizado para preparar este platillo. Éstos son los que no alcanzaron el tamaño de clasificación para la venta de calidad, aunque se trate de las especies anteriores. Existen al menos dos clasificaciones de camarón pacotilla: el grande, de 7 cm de largo, y el chico, que mide 2. Generalmente se encuentran precocidos y pelados.

Este camarón es utilizado para el coctel, con una mezcla de aceite de oliva, salsa cátsup, cebolla picada y cilantro. Se le puede aderezar al gusto con salsa picante, limón y aguacate.

  • Otro es el camarón roca o piedra. Fue llamado de esta manera porque, para abrir su caparazón, se debe golpear con una piedra o roca. Es considerado entre los restauranteros como un camarón de baja calidad, pero es empleado en ceviches y cocteles mixtos.

El ceviche mixto lleva camarones pelados, pescado y pulpo se preparan con cebolla morada, jitomate picado, cubos de pepino, jugo de limón, chile serrano y, en ocasiones, gotas de salsa de soya.

  • Además, el camarón reculador –que se consume generalmente en Veracruz, específicamente en Coatzacoalcos– es utilizado para elaborar sopas, caldos y tamales.

Crudo, cocido, fresco, seco, con cáscara o sin cáscara, con un toque de picante, acompañado de otro ingrediente o al natural, prueba este crustáceo en cualquiera de sus presentaciones.

Te dejamos 5 recetas para que lo cocines como más te guste:

Cargando…